Diez años de cárcel por abusar de su hijastra

La jueza de audiencia, Elvira Rossetti, condenó este viernes a un padrastro de 39 años, como autor material penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal, agravado por resultar un grave daño en la salud física de la víctima, revestir el carácter de encargado de la guarda y cometido contra una menor de 18 años aprovechando la situación de convivencia, a la pena de 10 años de prisión. La víctima fue una hija de su pareja. Además se le mantuvo la prisión preventiva.
En el juicio oral, el fiscal Facundo Bon Dergham había pedido una sanción de 18 años, y el defensor particular, Gastón Gómez, alegó por la absolución del imputado y requirió la nulidad del secuestro del teléfono de su cliente. Durante el proceso, el victimario se declaró inocente.
La jueza, con las pruebas incorporadas al expediente, dio por probado que el acusado sometió sexualmente a la hija de su pareja, con acceso carnal, el día que la víctima cumplió 14 años. “En dicha oportunidad, el imputado comenzó con toqueteos, cuando se encontraban en el interior de su vehículo, primero por encima y luego debajo de la ropa, hasta que finalmente se la quitó mientras ella le decía que no”, indicó Rossetti. En esas circunstancias la niña no pudo sacárselo de encima y el acusado cometió el abuso, además de amenazarla diciéndole que si lo denunciaba, “mataría a sus hermanos”. Producto de ese acto, la menor gestó un embarazo que se “interrumpió espontáneamente” y ella sufrió “un daño grave en su salud”, según puede leerse en el fallo.

Compartir