Discutió con su padre y le prendió fuego la casa

Un hombre pidió a la Justicia catamarqueña la exclusión del hogar de sus dos hijos varones, ambos con problemas de adicción, luego que uno de ellos incendiara por tercera vez su casa en el barrio Los Eucaliptos. . El grave episodio ocurrió este viernes en una casa del barrio Los Eucaliptos, en la zona norte de la capital catamarqueña.
Según los vecinos y fuentes policiales, todo comenzó alrededor de las 6:00 cuando José Luis Véliz, de 22 años, regresó a su casa tras presenciar el recital de Ulises Bueno, en un boliche de Fray Mamerto Esquiú.
Alcoholizado y drogado comenzó a reclamar a su padre porque se había negado a darle más dinero para seguir tomando.
El joven comenzó a insultar al padre y a su hermano mayor, por lo que el padre le habría aplicado un palazo en la cabeza, lo que provocó un corte en el cuero cabelludo.
Fuera de sí, el joven se marchó de la casa y tras buscar un bidón con nafta provocó el incendio en la habitación de su padre. Las llamas se propagaron rápidamente por otros sectores de la casa, por lo que la cocina y el comedor también se vieron envueltos en llamas.
Los vecinos llamaron a la Policía y a los Bomberos por lo que una dotación se ocupó de sofocar las llamas, en tanto que José Luis fue llevado en ambulancia hasta el Hospital San Juan Bautista, en donde se le realizaron los primeros auxilios y posteriormente quedó alojado en la comisaría seccional Cuarta. El caso fue puesto en conocimiento de la fiscal de instrucción en turno, Myrian López.

Exclusión del hogar.
Fuentes ligadas a la causa le expresaron al diario El Ancasti que en horas del mediodía radicaron la denuncia por el incendio en la Unidad Judicial N° 4.
Por su parte el padre solicitó que la Justicia intervenga en el caso y pidió la exclusión del hogar de los dos hijos varones, ambos con problemas de adicción.
El 10 de junio había ocurrido un incidente similar en ese domicilio, José Luis también había mantenido una discusión con su papá y en esa oportunidad había prendido fuego su dormitorio. El joven fue arrestado pero luego recuperó su libertad.
Desde la familia Véliz manifestaron que esta dramática situación recrudece los fines de semana y sienten temor por lo que pueda llegar a ocurrir en el futuro.
Una tía de los jóvenes relató la difícil situación que le toca atravesar a la familia debido a los problemas con las drogas que tienen ambos hermanos.
La mujer contó que estos conflictos ocurren desde la adolescencia y en la actualidad se ven desbordados por lo que aguardan que la Justicia permita que los dos sean internados en una clínica para rehabilitarse de la adicción a las drogas.
José Luis Véliz, quien es conocido como “Flaqui”, fue condenado el 27 de junio a la pena de un año y medio de prisión en suspenso en un juicio desarrollado en la Cámara Penal N° 3. Había robado una gorra y había amenazado al dueño. (NA)

FOTO: GENTILEZA EL ANCASTI, CATAMARCA