Distribución de gas: La Pampa insiste que Camuzzi se vaya

FUNCIONARIOS RECHAZAN PLAN DE INVERSIONES Y PIDEN PROVINCIALIZAR EL SERVICIO

El gobierno de La Pampa, representando por el Administrador Provincial de Energía, Miguel Gonzalo Marcos, y el asesor letrado de la provincia, Alejandro Fabián Gigena, rechazó ayer el plan de inversiones propuesto por Camuzzi Gas Pampeana para el quinquenio 2017/2021 y reiteró su pedido al Enargas para que, en caso de que continúe sin brindar las respuestas necesarias para los pampeanos, revoque la licencia de la prestataria y le permita a la provincia hacerse cargo del servicio a través de sí mismo o en asociación con cooperativas.
En la argumentación que desarrolló en la audiencia pública que tuvo lugar ayer en Bahía Blanca, Marcos detalló que la empresa propuso ampliar la capacidad de las redes existentes a través de obras que empezarían a fines de 2017 y se extenderían hasta 2021.
Los funcionarios pampeanos consideraron que “esto significa que habría que esperar hasta entonces para que estén dadas las condiciones de abastecer a todos los pampeanos. Y, en ese período, sólo en viviendas sociales, el gobierno planea construir cerca de 6.000, las cuales carecerían del servicio en algunos casos por cinco años, y sabido es el elevadísimo costo que implica para las familias beneficiarias de viviendas sociales mantener y calefaccionar las viviendas con garrafas o GLP”.
“En función de esto, el gobierno de la provincia de La Pampa objeta en forma total y absoluta la planificación de las obras tal como esta propuesta, pues no responde en lo más mínimo a las necesidades reales de los pampeanos”, aseveró Marcos, quien pidió al Eargas que active los mecanismos necesarios para “su readecuación a fin de que responda a las reales necesidades descriptas”.

Revocatoria.
Tras brindar un detalle pormenorizado de la proyección de nuevas conexiones necesarias en cada departamento de la provincia y enfatizar que las obras realizadas en infraestructura fueron pagadas por el Estado o los frentistas y nunca por la empresa, el funcionario pidió que si el Ente entiende que “Camuzzi Gas Pampeana SA se encuentra imposibilitada de asumir y resolver los requerimientos del servicio público de gas natural para los pampeanos”, proceda a revocarle la licencia “en el ámbito de la provincia de La Pampa, y se conceda una nueva licencia al gobierno de la provincia de La Pampa a los fines que opere la distribución del servicio público que estamos tratando en jurisdicción provincial”.
Marcos destacó además que “a todo esto se le debe sumar un dato no menor: en la actualidad, por falta de capacidad en las redes, los usuarios que solicitaron conexiones después de 2014 tampoco pueden acceder a ellas, situación por la cual el gobernador Verna ya ha reclamado a la empresa y al Enargas para que arbitre los medios necesarios para solucionarlo, sin respuesta alguna”.

Normalización.
Durante la audiencia, las autoridades de Camuzzi destacaron “la decisión de las autoridades gubernamentales de iniciar un sendero de normalización del sector de distribución de gas y confía que de este proceso surgirán tarifas justas y razonables que permitirán brindar una mejora en la calidad del servicio y el acceso de nuevos usuarios a la red de gas natural”.
La empresa también informó que “Camuzzi Gas Pampeana SA y Camuzzi Gas del Sur SA constituyen en conjunto la mayor distribuidora de gas natural de la Argentina en términos de volumen, y cubren el 45 % del país en dos regiones contiguas”.
“Las compañías brindan servicio a más de dos millones de usuarios de las provincias de Buenos Aires, Chubut, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego, a través de la operación diaria de más de 44.400 kilómetros lineales de gasoductos, ramales y redes de distribución”, señaló finalmente Camuzzi.

Proponen aumento del 60%
Camuzzi presentó en la audiencia de ayer un plan de inversiones que requiere de una “normalización” en la “Tarifa de Distribución”. Como ejemplo, se detalló que un usuario pampeano que pagaba 198 pesos mensuales pasaría a abonar una boleta de 316, lo que marcaría un incremento de alrededor del 60 por ciento.
Camuzzi Gas Pampeana y Camuzzi Gas del Sur informaron que en el marco de la audiencia pública celebrada ayer en Bahía Blanca, ambas compañías presentaron a las autoridades competentes y como parte del proceso de Revisión Tarifaria Integral, un “importante programa de inversiones para el período 2017-2021”.
“El plan quinquenal anunciado contempla inversiones en obras de infraestructura tales como la incorporación de nuevos gasoductos, ramales y redes, estaciones reguladoras de presión, plantas compresoras y otras obras de magnitud en la totalidad de sistemas operados por las compañías, por más de $ 9.700 millones pesos”, explicó la firma en un comunicado de prensa difundido ayer.
Allí se consigna que “la ejecución de estas obras permitirá expandir los sistemas para poder incorporar nuevos usuarios, dar solución a los sistemas que se encuentran operando al límite de su capacidad, mejorar la operación, confiabilidad y calidad del servicio para los usuarios actuales, y modernizar y hacer más eficiente la gestión comercial y operativa, mediante la incorporación de innovación tecnológica y la renovación de la infraestructura existente”.
Camuzzi detalló que “para poder llevar a cabo este importante conjunto de obras e inversiones es necesario comenzar a normalizar la ‘Tarifa de Distribución’, concepto que no ha tenido actualizaciones en 15 años, pese a que así lo dispone el Marco Regulatorio de la actividad (Ley Nº24.076) y que constituye la principal fuente de ingresos para las compañías”.

Incrementos.
“En este contexto, la propuesta tarifaria puesta a consideración de las autoridades competentes implicaría un incremento en la factura final de entre $ 90 y $ 200 mensuales para el usuario de consumo promedio (R 3.2), en función de la subzona tarifaria del domicilio de consumo”, añadió la empresa prestataria.
Así, se ejemplificó que “en el ámbito de Camuzzi Gas Pampeana, un usuario de la categoría R 3.2 de la provincia de Buenos Aires que desde el 7 de octubre recibe una factura final promedio de $ 674 pasaría a abonar $ 846”.
Para el caso de un usuario de la provincia de La Pampa, “pasaría de $ 198 a $ 316”, según la propuesta empresaria. Allí se consignó además que “es importante destacar que la factura final de la totalidad de usuarios residenciales de esta provincia se encuentra subsidiada en un 40% por el Estado Nacional”.