Disturbios y menores esposadas

Tres niñas, de entre 13 y 16 años, fueron retiradas esposadas esta noche del Hogar de Adolescentes y trasladadas al hospital Lucio Molas, tras protagonizar algunos disturbios dentro de la institución.
Los hechos se sucedieron pasadas las 23 e incluyó el arribo al lugar al menos cinco patrulleros, una dotación de Bomberos y una ambulancia del SEM. Sobre las 23.30, la policía sacó del lugar a tres jóvenes esposadas, que entre gritos forcejeaban con las agentes.
Minutos después arribó al lugar el subdirector de Niñez, Juan Pablo Bonino, que tras interiorizarse de la situación explicó los hechos a Laarena.com.ar: las tres adolescentes habían desaparecido del Hogar durante la tarde pero retornaron a la noche “muy alteradas” y, siempre según el funcionario, comenzaron a romper algunos vidrios y muebles “sin un reclamo en particular”. Por protocolo, se las aisló en una habitación y se convocó a la policía y a personal de salud. En ese tiempo, las chicas sacaron algunas cosas al patio y prendieron fuego. Cuando llegó personal policial, se les dio intervención y las sacaron del lugar.
El funcionario reconoció que “no es lo más aconsejable” esposar a los menores pero advirtió que “en algunos casos es preferible para protegerlos de algún daño físico mayor” que pudiera producirse en un posible forcejeo.
Esta noche iban a ser revisadas en el hospital y recién entonces se definiría el destino de las jóvenes.

Compartir