Doble femicidio en Paraná: un policía mató a sus dos ex parejas

La hermana de Miriam Romina Ibarra, una de las víctimas del doble femicidio cometido en la ciudad entrerriana de Paraná, denunció que al presunto asesino, el efectivo Orlando Ojeda, “lo acomodaron en Prefectura” porque había tenido “problemas de género” con otra mujer cuando estaba en la Policía Federal, por lo que había estado “preso”. Además, resaltó que su familiar, de 35 años, había acusado ante un Tribunal al agente, de 46, por haber ejercido “violencia”
contra ella, a la vez que pidió que no se defina al efectivo como un “loco” para declararlo inimputable. En esa línea, destacó que el agente, tras las muertes de las dos mujeres ocurridas el sábado a la noche, llamó al 911 y sugirió que los decesos fueron producto de un “accidente”, porque dijo a la Policía que se le escaparon los tiros que terminaron con la vida de Ibarra y con la de Lidia Milessi, de 45 años. Esa otra mujer se encontraba en trámites de divorcio y tenía tres hijos con Ojeda.
“Había denuncias (contra el agente) ella (por Romina) lo había denunciado (ante un tribunal) por violencia de género, él la golpeaba. La Justicia no actúa. Lo que yo tengo entendido es que él era de la Federal (y luego) lo acomodaron ahí (en la Prefectura Naval)”, dijo Jésica Ibarra.
La mujer, en diálogo con radio Vorterix, detalló que Ojeda había tenido “problemas de género con otra mujer; había tenido problemas y había estado preso”.

Compartir