Dos conductores de radio fueron asaltados al aire

El hecho ocurrió cerca de las 21.30 del lunes en los estudios de la FM Nostalgia, ubicados en la calle Silverio Vázquez 850 de Pergamino, cuando Nancy Gallardo y su esposo, José Luis Del Valle, realizaban un programa en vivo. En medio de la emisión, Del Valle recibió un fuerte golpe en la cabeza aplicado con la culata de un revólver por delincuente que irrumpió en el estudio junto a un cómplice.
“Estábamos con mi hija, que tiene doce años, y mi señora haciendo el programa de radio, donde pasamos toda música retro”, dijo hoy Del Valle en declaraciones al canal TN, y agregó que los delincuentes “entraron de golpe a los estudios de la radio con arma de fuego: El que estaba armado fue justo adonde estaba yo, que estaba justo en los controles”.
La víctima relató también que los ladrones comenzaron a pedirles “con palabras bastante fuertes” que les entregaran dinero.
“Entraron pidiendo ‘plata, plata, plata’ y, al ver que no teníamos nada, me golpearon una vez, me volvieron a golpear de vuelta, me cortaron el cuero cabelludo, me tiraron al piso, me pusieron boca abajo”, detalló el conductor.

En vivo.
Los oyentes de la emisora siguieron en vivo el asalto, ya que los micrófonos permanecieron abiertos y escucharon al conductor cuando decía “no tenemos plata, por favor no nos lastimen. Salió todo al aire, los oyentes se quedaron paralizados porque no podían creer que estaban escuchando en vivo un asalto, no atinaron a llamar ellos a la Policía”, dijo Del Valle, y recordó que toda la acción “duró menos de un minuto”.
Posteriormente, un jefe policial, contó que los dos ladrones -un joven de unos 18 años y un adolescente- usaban gorras con visera que les cubría las caras, y escaparon poco después con 1.200 pesos producto de la recaudación publicitaria, un maletín con equipos, CDs y cuatro teléfonos celulares.
La investigación del hecho quedó a cargo de la Fiscalía 6 de Pergamino y efectivos de la Comisaría Primera, en el marco de una causa caratulada “robo calificado por el empleo de arma de fuego y lesiones”.
En tanto, si bien el establecimiento radial tenía cámaras de seguridad, Del Valle se lamentó porque por un desperfecto “no quedó nada registrado”. (Télam)