Dos esquinas y una imagen deplorable

EX CASA TORROBA Y LA RECOVA, SIN SOLUCION

Las dos principales esquinas céntricas de Santa Rosa siguen ofreciendo un panorama desolador: la ex Casa Torroba lleva años como un peligro a la seguridad e higiene de los santarroseños, y La Recova, cerrada desde abril de 2015. En ambos casos, son particulares los que como titulares de esos inmuebles impiden su aprovechamiento, sea por una estrategia comercial o por razones legales-familiares.
A los avatares de la ciudad producto de la obsolescencia de la red de agua y cloacas, mas las inundaciones y la rotura de calles y veredas, la esquina de 9 de Julio y Avellaneda, y la de Avellaneda e Hilario Lagos, aparecen como monumentos a la desidia y abandono.
La ex Casa Torroba es propiedad de una firma (Famularo) que en un primer momento tenía proyectado hacer allí una tienda, luego un edificio en torre, y desde hace muchos años sólo persisten las añejas paredes que por su condición implican un riesgo para los que transitan por el lugar.
En una de las esquina de la Plaza San Martín, sigue cerrada la confitería La Recova, cuyos arcos distintivos se han convertido en mingitorios por lo que transitar por su vereda se hace insoportable.
El local comercial es motivo de un pleito judicial por la titularidad del mismo, situación esta que llevó a la comuna a inhabilitar el comercio porque quienes estaban al frente del mismo no podían demostrar la propiedad del bien.

Sin avances.
¿Qué se está haciendo para revertir este triste paisaje urbano? El concejal oficialista Marcos Cuelle explicó: “Lo único que sé, sobre la ex Casa Torroba, es que hay un interesado para comprar esa propiedad,; no conozco si hubo avances, entiendo que hubo charlas del Departamento Ejecutivo con la empresa Famularo (dueña del inmueble) para que allí se haga algo y cambiar la imagen de esa esquina”.
“Da mucha pena ver en el estado que se encuentra”, añadió el edil, para quien se debería derribar el viejo edificio “por una cuestión de seguridad y salubridad”.
Cuelle explicó que en General Acha hay un caso similar, pero que la propiedad de la vivienda es de una empresa quebrada y se podría demandar su demolición.

Abandono y suciedad.
En cuanto a “La Recova”, el concejal radical dijo que “es el corazón de la ciudad y ya se empieza a generar suciedad”.
“Hubo intenciones en el Concejo para habilitar provisoriamente a la confitería, pero intimaciones extrajudiciales lo impidieron”.
“Uno quiere darle una solución al tema pero los intereses particulares complican las decisiones que puede tomar el estado, para que éste no termine perjudicándose”.
-¿Pero no podemos hablar de un “interés general” que esté por encima de cuestiones privadas sobre sociedades?
-Por supuesto podría haber medidas de mediación y no sé si en este sentido avanzó la justicia. Tanto una familia como la otra (en disputa legal por el inmueble) han charlado con concejales de todos los bloques, siempre se intenta zanjar esta situación, pero nadie cede y no se acepta compartir el uso del inmueble.