Dos militares “muy graves” al inhalar gases tóxicos

El soldado Montivero (25) y el sargento Plaza (57) del Regimiento 6 de Toay fueron hospitalizados ayer a la mañana luego de que inhalaran gases tóxicos mientras estaban realizando tareas de mantenimiento en la red cloacal interna de la guarnición.
Ocurrió cerca de las 9.20 de la mañana sobre uno de los lados de la Plaza de Armas, sitio adonde los uniformados especializados en mantenimiento (son Mecánicos de Instalaciones Fijas) estaban realizando tareas de desobstrucción en cloacas y tuberías, según informó el teniente coronel Alfredo Massarelli, a cargo de la Guarnición Militar de Toay. Aparentemente al abrir la tapa de una cámara séptica, gases altamente tóxicos emanaron y provocaron la descompensación del sargento que cayó al foso rectangular de un metro y medio de lado por tres de profundidad.
“No sabemos si el primero se patinó o cayó por la inhalación de gases. Aparentemente el segundo terminó en la cámara porque quiso rescatarlo. Afortunadamente estaban trabajando con arneses y, gracias a la ayuda de otros soldados y suboficiales que estaban allí se logró izarlos. Con el sargento la tarea fue más difícil porque es un hombre corpulento y estaba inconsciente”, señaló Massarelli.

Trasladados.
Antes de llegar al Hospital Lucio Molas, el soldado y el sargento fueron atendidos en la enfermería del regimiento y después en el Hospital Segundo Taladriz de Toay. Ante la gravedad del cuadro, el primer traslado, desde el regimiento al hospital toayense, no se hizo en ambulancia sino en una camioneta del Ejército: un cronista de LA ARENA vio cómo dos uniformados les practicaban Resucitación Cardiopulmonar (RCP) a sus compañeros.
“A la guardia ingresaron con ahogamiento y paro cardiorrespiratorio. Que les hayan practicado maniobras de reanimación en las camionetas fue muy bueno”, dijo Jorge García, director del Taladriz.
“Ambos llegaron en paro cardiorrespiratorio. Se los atendió en el “shockroom” que está equipado para estos casos. El hombre de 57 años era el que estaba más grave, tenía signos neurológicos negativos como las pupilas dilatadas. Fueron estabilizados y luego de 45 minutos de compensarlos, fueron trasladados al Molas”, agregó.
En la guardia del Lucio Molas ambos efectivos fueron intubados y trasladados a otros establecimientos sanitarios de la ciudad: Montivero al Polimedic y Plaza a la Clínica Modelo.

Partes.
Al cierre de esta edición el soldado y el sargento permanecían internados con pronóstico reservado. “Montivero es el menos complicado. Posiblemente hoy a las 20 (por ayer) será evacuado al Hospital Militar de Buenos Aires en una ambulancia de alta complejidad. En el caso de Plaza hay que esperar su evolución. Permanece en Terapia Intensiva asistido con respiración mecánica”, cerró Massarelli.