EE.UU. y el FMI presionan a la Unión Europa y a Grecia para evitar una gran crisis económica

El gobierno de Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) consideran posible y evitable un “accidente” en las negociaciones entre Grecia y sus acreedores que conduzca a una salida de este país de la Eurozona, situación que puede disparar una nueva crisis económica de dimensiones impredecibles a nivel europeo y global.
Tanto la directora-gerente del Fondo, Christine Lagarde, como el secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, advirtieron en los últimos dos días a los miembros de la Eurozona, socios y acreedores del país heleno, así como al gobierno de Atenas, que es necesario acelerar al máximo sus conversaciones para poner fin a la agonía que sufre la economía griega y amenaza al conjunto de la economía regional y mundial.