El 80% de las cegueras son prevenibles o curables

“El 80 por ciento de los casos de ceguera son prevenibles o curables con tratamiento adecuado, aseguraron especialistas, en tanto desde la Organización Mundial de la Salud (OMS)” informaron que en el mundo existen 285 millones de personas con discapacidad visual, al conmemorarse este jueves el Día Mundial de la Visión.
Ana María Heidenreich, del Servicio de Oftalmología del Hospital Alemán, dijo que “en Argentina una de las principales causas de ceguera es la catarata en las personas mayores, lo cual es una barbaridad ya que es una enfermedad que hoy puede operarse de manera muy sencilla y existen muchos profesionales entrenados en esta cirugía”.
La especialista mencionó como otra causa de ceguera frecuente la retinopatía diabética, derivada de la enfermedad diabética mal controlada.
“Esto también es prevenible porque una persona en tratamiento por la diabetes no tiene por qué llegar a perder la visión. Aquí es clave que el profesional que la trate por este tema la pueda derivar al oftalmólogo para verificar su salud ocular”, describió.
La tercera causa frecuente es el glaucoma que, tal como explicó Heidenreich, “es provocado por el aumento de la presión ocular que va causando como pequeños infartos en el ojo”.
La presión ocular no suele dar síntomas por eso es clave que se tome cada vez que el paciente viene al consultorio.”La presión ocular no suele dar síntomas por eso es clave que se tome cada vez que el paciente viene al consultorio. En caso de detectar que el paciente tiene presión ocular existen numerosos tratamientos para controlar este valor y que no produzca daño”, sostuvo.

En caso de cataratas.
Una vez producida la ceguera, revertir el cuadro va a depender de la patología y de cuán avanzada esté. “En el caso de las cataratas es reversible. El ojo tiene un cristalino que con los años se va ‘empañando’, hasta que se pone completamente oscuro. La operación lo que hace es reemplazar el cristalino”, describió.
Ahora bien, en el caso de la retinopatía diabética “si se agarra a tiempo se puede detener y revertir, si está muy avanzado no”, en tanto “en el caso del glaucoma, una vez que ya se produjo la ceguera no hay marcha atrás”.
Las estimaciones más recientes de la OMS señalan que en el mundo hay 285 millones de personas con discapacidad visual debido a enfermedades oculares o a defectos de refracción no corregidos. Dentro de este grupo, 39 millones son ciegas, de las cuales el 80 por ciento de los casos se podría evitar o curar.
“El control con un oftalmólogo es fundamental. Muchas veces la persona recurre al óptico para que le dé anteojos. Esto no es bueno porque de esa manera soluciona en el momento pero no se le controla la presión, o se le hace un fondo de ojos”, sostuvo por su parte Gustavo Bodino, secretario general del Consejo Argentino de Oftalmología (CAO).
Un control al nacer, otro a los tres años, un tercero antes del ingreso escolar y control anual en la adultez son las citas obligadas para sostener una buena salud oftalmológica.

Compartir