El asado pampeano en el Obelisco

UNA PAREJA DE PICO COMPITIO EN EL CAMPEONATO FEDERAL DEL ASADO

Los maestros parrilleros de todo el país compitieron con tres cortes seleccionados de novillo: asado, vacío y colita de cuadril. Obviamente no faltó la presencia del tradicional “choripán”.
Veinticuatro parejas de asadores compitieron ayer frente al calor de la brazas y del público porteño con el objetivo de coronarse rm el Campeonato Federal del Asado que se desarrolló sobre la 9 Julio, desde Avenida de Mayo hasta el Obelisco.
El evento estuvo regido por una serie de requisitos impuestos por la organización y además buscaba atraer turistas a la ciudad capital. Bajo un marco de público imponente, los maestros parrilleros de todo el país compitieron con tres cortes seleccionados de novillo: asado, vacío y colita de cuadril. Obviamente no faltó la presencia del tradicional “choripán”. En este contexto, los participantes fueron evaluados por un jurado de expertos en gastronomía.
El horario de competencia fue de 12 a 18, y la pareja que resultó campeona fue la de Santa Fe.
Hay muchas formas de hacer asados y este evento lo evidencia. Cada cual tiene una manera o un secreto para alardear que su asado es el mejor. Si bien no es lo mismo desarrollar esta costumbre ancestral desde la comodidad del hogar, donde uno puede proclamarse profeta en su parrilla, el hecho de hacer un asado en medio de una de las avenidas más anchas del mundo y a escasos metros del Obelisco, tiene sin dudas un sabor especial.

Nuestros asadores.
La Pampa no quedó afuera del Campeonato Federal del Asado. No podía ser de otra manera. Si bien el dúo no logró conseguir el ansiado premio, es sabido que el pampeano y el asado se llevan de la mano y el hecho de participar ya los hace especiales. En este caso, los representantes fueron Jorge Martínez y Carlos Baigorria. Dos asadores de General Pico que trabajan en la parrilla “El Palmar”. Sin embargo no fueron los únicos que viajaron para demostrar sus habilidades frente a una parrilla repleta de carne. También hubo presencia de asadores de Miguel Riglos, como Cristian “Chavo” Casal, junto a Ariel Alejo, y otros de General Acha. Ellos no participaron directamente de la competencia pero pudieron estar cerca ya que la organización les cedió un lugar dentro del patio de comidas para que pudiesen promocionar fiestas de renombre como son la Fiesta del Parrillero (General Acha) y Fiesta Provincial del Asador Criollo (Miguel Riglos).

Ganadores.
Los representantes de Santa Fe, Marcelo Herrera y su ayudante, Pablo Ramallo Oliva, se hicieron con el primer lugar en la segunda edición del Campeonato Federal del Asado. Los litoraleños contaron en varios medios nacionales sobre sus “secretos” a la hora de preparar el asado que juraron los jueces y argumentaron que todo se basó en preparar las costillas y el vacío con “una costra con especias y sal, para que penetrara en la carne” y “una sola brasa, con poco carbón y más leña”.
El dúo, al igual que el resto de los competidores, llegó a Buenos Aires con ansias de conseguir el primer puesto, y demostraron su satisfacción y alegría: “Esto es algo enorme. Teníamos mucha fe en ganar y estábamos confiados por el apoyo del equipo de trabajo”.

Ellas también asan.
La parrilla ya no es sólo un lugar ocupado por el hombre. El hecho de plantarse frente a una parrilla repleta de carne, achuras y embutidos, se convirtió en una pasión de multitudes en la que nadie quiere quedar afuera y las mujeres también se animan al desafío.
Ayer la provincia de San Luis estuvo representada por dos parrilleras: Margarita Mesinger y Patricia Ojeda, quienes señalaron que “es un orgullo, un honor participar acá. Estamos confiadas en que lo vamos a hacer bien y veremos cómo nos va porque los hombres vienen bien afilados y ganar entre los 24 equipos no va a ser muy sencillo”. Y dijeron que “a los hombres les da un poquito de miedo ver a dos mujeres haciendo asado”.