El avión desaparecido participó en la Guerra de Malvinas

El caso en torno al avión desaparecido tras haber despegado del aeródromo de San Fernando, con destino a Formosa, y que mantiene al país en vilo, trajo en las últimas horas un dato más que llamativo. La aeronave participó de la Guerra de Malvinas.
El lector Cesar Lautaro explicó a este medio que el avión es un veterano de guerra, formó parte en 1982 del “Escuadrón Fénix” que estaba destinado a tareas de apoyo a la Fuerza Aérea en general y era integrado por aeronaves civiles.
Infobae dió a conocer también que esta información se constató a través de la documentación oficial sobre las empresas, gobernaciones y reparticiones del Estado que colaboraron en el conflicto bélico del Atlántico Sur.

Tareas de apoyo.
El veterano Rubén Álvarez, de la Asociación Civil Escuadrón Fénix, que nuclea a los ex combatientes, explicó al medio porteño que el avión en cuestión realizó en el conflicto tareas de patrullaje, búsquedas, rescates, sobre el mar, la costa y el continente, observación, y retransmisión. “Es decir nada en particular sino tareas de apoyo a la Fuerza Aérea en general”, detalló.
Los datos históricos marcan que el Escuadrón Fénix se formó en 1978 en el marco del conflicto con Chile. Fue un proyecto del brigadier (R) Gilberto Hilario Oliva con el objetivo de crear una estructura que respondiera a diversas necesidades que podría tener la Fuerza en la guerra. El Fénix solo estaba integrado por profesionales aeronáuticos civiles.

Aibal SA.
Durante la guerra, el avión, matrícula LV-MCV, fue uno de los cuatro turbo hélice bimotor, marca Mitsubishi, que participó de la Guerra de Malvinas. Pertenecía a la empresa Impsa, de la familia Pescarmona, y su piloto era Carlos Lázaro Arregui. La aeronave tiene la misma patente que entonces.
Pero ¿qué pasó con el avión tras los años?. Fue sometido a un proceso de modernización que le permitió continuar volando en la actualidad. Fue en 1997 cuando pasó a manos de la empresa agropecuaria Aibal SA.

Ronzano.
El caso sigue siendo un misterio. En las últimas horas, Luis Ronzano, papá de Matías, uno de los dos pilotos, junto al bahiense Emmanuel Vega, compartió una serie de fotos de su hijo en diversos momentos de su vida. “5 días, Dios dame fuerza y cuida a toda mi familia, mis nietos, nuera, yerno, hijos, suegros, cuñado, suegro, mamá de Matías por favor más unidos que nunca”, posteó.
Luis Ronzano es profesor de golf de un club de Santa Rosa (Golf Jockey Club) y en la actualidad vive en esta ciudad donde había llegado hacía una semana. Estuvo 14 años trabajando como instructor de golf en esta ciudad y fue contratado por su buen desempeño y resultados.
Ilustración: Blog Historias de Aviones