El avión solar Impulse II inició la travesía del Atlántico, una de las más difíciles

El avión Solar Impulse II, que vuela únicamente con energía captada del sol, comenzó hoy una de sus etapas más difíciles, la travesía del Océano Atlántico, desde el aeropuerto JFK de Nueva York hasta el de Sevilla. El aparato, que despegó de la ciudad estadounidense a las 02.30 hora local (06.30 hora argentina), tiene previsto aterrizar en el aeropuerto de Sevilla unas 90 horas después, el próximo jueves.
Durante esta etapa, que se presenta como una de las más difíciles debido a su duración -cuatro días y cuatro noches sin descanso, si las condiciones climáticas lo permiten-, el Solar Impulse II es pilotado por uno de sus inventores, Bertrand Piccard.
El nuevo tramo sólo es comparable al que realizó el año pasado el otro ingeniero que desarrolló el proyecto, André Borschberg, cuando sobrevoló el Océano Pacífico durante cinco días y sus noches, batiendo un nuevo récord y demostrando que el avión es capaz de volar a perpetuidad, reportó la agencia española EFE.
El proyecto busca, mediante la vuelta al mundo del avión propulsado exclusivamente con energía solar, concientizar y convencer a los gobiernos del mundo de implementar soluciones tecnológicas que cuiden el medio ambiente.
Hasta el momento la travesía del avión, para la que se fueron turnando en el pilotaje Piccard y Borschberg, está completa en un 80 por ciento. En la etapa anterior, Borschberg recorrió los 129 kilómetros que le separaban de la localidad de salida, Lehigh Valley (Pensilvania), hasta Nueva York.
Una vez que el Solar Impulse II aterrice por primera vez en Europa, continuará su recorrido hasta Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos, donde inició su viaje en marzo de 2015. (Télam)

Compartir