El Banco de La Pampa relanzó la tarjeta Caldén Agraria

“El Atuel también es pampeano” dice la nueva tarjeta Caldén Agraria en su parte inferior. La frase marca la nueva etapa iniciada por el Banco de La Pampa y el vínculo más estrecho que la entidad tiene con las políticas implementadas desde el Centro Cívico desde la asunción del gobernador Carlos Verna, hace casi un año. El propio mandatario había anunciado el relanzamiento de tarjeta en un remate de la cabaña El Amanecer, primero, y en la apertura de la Exposición Agrícola Ganadera de Santa Rosa, luego.
Anoche, en el salón principal del hotel La Campiña, sobre la ruta 5, el Banco de La Pampa realizó el relanzamiento formal de uno de sus productos de factura propia, nacido en 1997. Alexis Iviglia, presidente del directorio de la entidad crediticia, dijo que era un “orgullo” y “una de las primeras del país” nacida como “complemento financiero” para el sector del campo, la actividad productiva por excelencia en la provincia y una de las que más clientes aporta a la entidad.

Salir del pozo.
El directivo aseguró que Caldén Agraria había caído en un pozo en los últimos años y admitió que la entidad misma no contribuyó a evitarlo. Sin embargo, destacó el impulso que significó la designación en el directorio del productor y cabañero Carlos Gaccio, a instancias de quien se creó el Departamento de Negocios Agropecuarios, donde recayó el proyecto para relanzar el plástico.
“Debemos incrementar los comercios adheridos y sumar a los contratistas que prestan servicios a los productores. Tenemos que bregar para que los productores puedan comprar todo lo que necesitan con nuestra tarjeta”, sostuvo el presidente del BLP.
Iviglia aseguró que los productores comprarán en pesos en un plazo de hasta 12 meses y el comercio se asegura el cobro de sus ventas. “Caldén Agraria se adecua al ciclo productivo, ya que permite comprar insumos cuando los necesita el productor y pagarlo en el momento que lo decida”.

Operaciones.
Entre los aspectos que le dan aires renovados a la tarjeta, Iviglia mencionó que las ventas se realizarán a través de la utilización de terminales electrónicas POS; los comercios podrán vender por cuenta y orden de una empresa proveedora (es decir, trasladar la operación a un mayorista) y que habrá mayor información de las compras para los usuarios y de las ventas para los comercios.
Estos últimos podrán operar en terminales POS a través de tres tipos de operaciones: Agrofácil, en donde el productor paga al contado, el BLP le financia hasta un año de plazo y el comercio cobra a las 72 horas; Mayorista, donde el comercio vende por cuenta y orden de un proveedor suyo, quien financia la compra hasta un año de plazo, y donde el usuario compra en su comercio de confianza y el BLP avala la operación; y Tradicional, en la que el comercio financia la compra hasta un año de plazo con el aval del Banco.

Beneficios.
El relanzamiento contempla también un importante trabajo para incrementar los límites de compra de las tarjetas de los clientes y una campaña promocional de tasas de interés preferenciales en los diferentes planes de compra que se realicen en los próximos dos meses. Los nuevos plásticos se entregarán durante las próximas semanas.
Durante el acto de anoche, autoridades del banco y de la provincia, como el vicegobernador Mariano Fernández y el ministro de la Producción Ricardo Moralejo, entregaron algunas tarjetas a clientes que llevan años operando con la entidad. Entre ellos se contaron el propio Gaccio, actual director; Alfredo Sesma y su hijo Víctor, de esta ciudad; y los hermanos Joaquín y José Mayordomo, de Intendente Alvear.