Un barrial en la calle Varela

La calle Varela está convertida, al menos desde hace una semana, en un verdadero barrial. La arteria es de tierra y cada que vez que llueve presenta un panorama desolador que enoja no solo a quienes conducen bicicletas, motos u otros vehículos sino a todos los vecinos que tienen que hacer literales maniobras caminando para poder cruzar de vereda.

Río de lodo.
Durante el transcurso de ayer la calle Varela, esquina Pío XII, a pocas cuadras de la avenida Luro, fue un río de agua y de tierra provocada por las últimas lluvias pero además por los pozos, los baches y los distintos anegamientos que empeoraron la situación.
Esto se suma a la emergencia en la obra pública y en el estado de las calles que aqueja a la capital pampeana desde hace varios años.
Cada vez que habla de manera pública, el intendente Leandro Altolaguirre, argumenta que desde el municipio hacen todo lo posible para arreglar estos problemas y hace hincapié en la herencia recibida de la gestión de Luis Larrañaga.

Lluvia.
En el caso particular de la calle Varela y Pío XII la situación es aún más difícil debido a que es de tierra y cada vez que llueve al menos tres cuadras se transforman en un barrial.
Durante el transcurso de este martes, en tanto, el barrial se secó apenas un poco en tres cuadras debido a que el sol secó una parte del agua. Sin embargo, en la actualidad la calle todavía sigue afectada y el tránsito perjudicado. Una muestra más del estado general de las calles santarroseñas.