El BCRA canceló una deuda de 5 mil millones de dólares con bancos extranjeros

La entidad monetaria anunció la cancelación de las operaciones de pase pasivo por esa suma que había realizado a fines de enero con siete bancos internacionales al tiempo que concretó otras por 1.000 millones de dólares con dos bancos extranjeros. “Además de la reducción de sus pases pasivos en 4.000 millones de dólares, se logró una tasa Libor en dólares a un (plazo de) un mes más 2.25% anual”, informó el ente monetario al describir las condiciones de la tasa de interés para el nuevo pase de 1.000 millones de dólares.
El BCRA informó en un comunicado que “ha cancelado anticipadamente las operaciones de pase pasivo por 5.000 millones de dólares que había concertado hacia fines de enero del corriente año con siete bancos internacionales y ha acordado nuevas operaciones con dos bancos internacionales por 1.000 millones de dólares”.
La autoridad monetaria destacó que la tasa lograda por estas nuevas operaciones de pase pasivo es la “más baja (lograda) en su historia” de entidad bancaria central del país.

Operación.
Una operación de pase pasivo, o de “repo” como se la conoce en la jerga financiera internacional, implica una compra al contado por parte de una entidad financiera a otra de títulos públicos o privados, al tiempo que se acuerda realizar la operación contraria o inversa a un plazo determinado y con un costo (tasa) acordada en el momento de concretar la operación.
Aunque no es una deuda en sentido estricto, lo cierto es que el banco que adelanta la liquidez requerida por el banco que aporta los valores en garantía, se beneficia de una prima o tasa que es el coste por el aporte de liquidez inmediata requerida, en este por el BCRA que vendió los títulos públicos que ahora los recompró antes del plazo convenido para ahorrarse parte del costo fijado en la prima.
“Desde la concertación de estas operaciones, el escenario para la República Argentina mejoró de manera significativa, lo cual se tradujo en una importante suba en el precio de sus bonos, una caída de las tasas de interés en toda la curva de su rendimiento soberano y, por ende, una caída en el costo de atraer capitales externos”, explicó el Central.
Al mismo tiempo, “se produjo desde entonces una importante mejora en la hoja de balance y habiendo comprado más de 8.000 millones de dólares desde el 17 de diciembre de 2015, el Banco Central fortaleció su posición de Reservas Internacionales de tal manera que redujo la necesidad de contar con una liquidez adicional tan importante en dólares estadounidenses para enfrentar posibles shocks externos”, agregó.

Cancelación.
“La cancelación de una operación y la concertación de otras dos hace suponer que las reservas del BCRA descenderán al final de la jornada alrededor de 1.500 millones de dólares”, dijeron fuentes del mercado. Además de cancelar el pase de 5.000 millones y contratar otros por 1.000 millones de dólares, lo que daría lugar a una baja de 4.000 millones en las reservas, la autoridad monetaria activó hoy un mecanismo habitual con el Banco Internacional de Pagos (BIS) de Basilea, con lo que consiguió un ingreso de 2.500 millones de dólares adicionales para las reservas, por lo que la cifra de descenso de las reservas de 1.500 millones de dólares aproximadamente.
El ente monetario explicó asimismo que como resultado de las mejoras señaladas, el BCRA “ha decidido reducir el saldo de sus pases pasivos anticipadamente y concertar nuevas operaciones con Banco Santander y Deutsche Bank AG por un monto total de 1.000 millones de dólares, a un costo sustancialmente más bajo, que será equivalente a una tasa Libor en dólares, a un mes, más 2.25%”.
“Esto le permitirá al BCRA generar un ahorro neto de aproximadamente 89 millones de dólares”, precisó la entidad.
La operación con el BIS, estima el Central, “permitirá contar en los próximos meses con un margen adicional de maniobra” ante cualquier giro brusco en el mercado de cambios.