El boom del hockey en La Pampa

El 20 de septiembre de 2000, cuando el seleccionado argentino de hockey sobre césped femenino se subió al podio en los Juegos Olímpicos de Sidney, todo cambió. La derrota en la final (3-1 con el local Australia) apenas opacó por un rato lo que habían logrado las chicas de Sergio Vigil, que por primera vez en su historia se colgaban una medalla en la máxima cita del deporte mundial.
Fue el nacimiento de Las Leonas y el despertar de un deporte que en Argentina estaba en segundo plano. La garra de las jugadoras argentinas contagió, los triunfos que se fueron sucediendo entusiasmaron, y la categoría de la mejor de todos los tiempos, Luciana Aymar, terminó de llenar los ojos de propios y extraños.
Desde aquel día, el hockey se instaló definitivamente y no paró de crecer en todo el país. Se fueron sumando deportistas de todas las edades, las canchas de sintético dejaron de ser una rareza y el paisaje urbano empezó a cambiar, ahora con gente llevando sus palos o incluso dando sus primeros toques en las calles o en playones donde antes sólo se veían pelotas de fútbol o de básquet.
La Pampa no fue la excepción. Los incipientes encuentros que hasta ese momento se hacían, con varios equipos de la provincia, sur de Córdoba y oeste de Buenos Aires, pasaron a ser cada día más nutridos. Y en 2001 se fundó la Asociación Pampeana de Hockey, que le dio un marco oficial a un deporte ya instalado.
Años más tarde se creó la Asociación Pampa Norte, con clubes del extremo norte provincial y del sur cordobés, y el desarrollo continuó hasta el día de hoy, en el que ambas agrupaciones están comenzando a transitar un camino de unidad, buscando fortalecer aún más un proceso que parece no tener techo.

Miles.
Unas tres mil personas de todas las edades, entre mujeres y varones (son los menos), juegan al hockey sobre césped hoy en La Pampa. Un cifra impensada años atrás, en los que los chicos se volcaban principalmente a deportes más populares como el fútbol, el básquet o el voleibol, o bien a disciplinas con tradición local, como el cestoball en el caso de las chicas.
Pero el hockey copó la parada, ganó terreno y se instaló para quedarse, porque a ese crecimiento cuantitativo lo acompañó una constante mejora en infraestructura, con canchas de piso sintético que se fueron asentando en diferentes localidades.
En ese contexto, la explosión se dio a fines de 2010, cuando Estudiantes de Santa Rosa anunció la construcción de la primera cancha “de alfombra” en la provincia. La Barranca hizo lo propio, y se sumaron los piquenses Ferro Carril Oeste, Sportivo Independiente y Pico FBC, además de Estudiantil de Eduardo Castex.
Y en los próximos días quedarán habilitados los sintéticos de Santa Isabel (ayer llegaron los camiones con la arena para terminar la obra) y Alpachiri, para contar con ocho escenarios de primer nivel en toda La Pampa.

En todos lados.
La Asociación Pampeana, presidida por Marcela Arrausi, es la que mayor cantidad de deportistas agrupa, con unos 1.200 entre damas y caballeros de la zonas centro y sur de la provincia, que van desde la décima a primera categorías. En tanto que la Asociación Pampa Norte, que tiene como presidente a Emanuel Satragno, cuenta con unos 500 jugadores.
A ellas se ha sumado en los últimos años la Liga Municipal de hockey, que aglutina a unas 800 jugadoras de entre 7 y 18 años de veinte localidades pampeanas.
Además, en General Acha, General San Martín, Alpachiri, La Adela, Parera y Colonia Barón funcionan las seis escuelas de iniciación deportiva en hockey que desde Nación fueron destinadas a La Pampa, con unas 40 chicas participando en cada una de ellas.
Y para no ser menos, las Mamis también se han organizado en los últimos años, en algunos casos para no perder la posibilidad de hacer deporte con el paso de los años, y en otros como una opción para algunas mujeres de hacer una actividad en conjunto, quizás por primera vez en su vida.
En fin, miles de pampeanos eligieron al hockey como su lugar, porque encontraron una disciplina que les permite jugar entre amigos, crecer y hasta soñar con llegar a un nivel profesional. Pero principalmente porque fueron atraídos por el imán de Las Leonas, ese grupo de jugadoras que llevó la bandera nacional a lo más alto y que desde el sábado próximo, cuando debute en Río de Janeiro ante Estados Unidos, intentará conseguir su quinta medalla olímpica, para seguir agigantando su nombre y su deporte.

El Sub 14 al Argentino
El seleccionado Sub 14 de la Asociación Pampeana de Hockey participará desde este jueves en el Campeonato Argentino de la disciplina que se disputará en el Club Ciudad de Buenos Aires, con la participación de doce equipos de todo el país.
Las chicas pampeanas integrarán la Zona “A” junto a la Federación Tandilense (rival del debut el jueves a las 9.30), la Asociación Salteña, la Asociación Tucumana, la Asociación Amateur de Buenos Aires y la Federación de Río Negro.
La Zona “B”, en tanto, estará integrada por Asociación del Valle de Chubut, Asociación Sanrafaelina, Asociación Mendocina, Federación Entrerriana, Federación Cordobesa y Asociación Bahiense.
Las juveniles de nuestra provincia, que viajarán mañana, son las siguientes: Sofía Kunz, Manuela Daniluk, Macarena Martín, Inés Peralta y Constanza Anconetani (todas de La Barranca); Maia Martínez Gruber y María Victoria Cervantes (Estudiantes); María Sol Gómez, María Sarria, Keila Vittone, Guadalupe López y Camila Ursino (Pico FBC); Alexia Sierra y Noelia Torres (Estudiantil); Lourdes Estigarría, Catalina Héctor, Juana Ferreyra y Martina López Andreoli (Independiente); Angélica Barín e Ileana Obregón Arce (Ferro de Pico).
Director técnico: Carlos Sierra. Ayudante de campo: Diego Panasiuk. Preparador físico: Juan Vázquez. Jefa de equipo: Carina Ibañez. Coordinadora: María Belén Scoles.

El gran salto del Celeste
El crecimiento del hockey sobre césped en La Pampa tuvo este año un salto de calidad en lo deportivo, cuando Estudiantes de Santa Rosa se quedó con el título en el Campeonato Regional de Clubes “A” de Damas de la Patagonia y ascendió a la Liga Nacional “A”. De esa manera, el año próximo las chicas del Celeste, dirigidas por Pablo García, estarán entre las ocho mejores del país, disputando un torneo que en los últimos años tuvo como dominador a River Plate.