El cancionero pampeano se hizo oír en Buenos Aires

En una noche a puro folklore la Casa de La Pampa celebró, hace unos días, un nuevo encuentro del ciclo Ñuke Co-Madre Agua, con la participación del Dúo Mansilla-Vilchez y del cantante riojano Daniel Argañaráz.
El evento se llevó a cabo en la representación oficial y contó con la presencia del encargado del Área de Cultura, Cristian Accattoli; y de Relaciones Institucionales, Nora Raina.
Luego de algunos años de transitar caminos separados Martín Mansilla y Norberto Vilchez regresaron al dúo con una propuesta que incluye el cancionero pampeano y la música latinoamericana. En Casa de La Pampa se presentaron acompañados por Alberto “Chiche” Zapata en guitarra y Daniel Sosa en percusión.
Pampeanos por adopción, Mansilla y Vilchez conformaron en 2004 el dúo “Somos Dos”, resultando ganadores del Pre Cosquín 2005 en la categoría “nuevos valores”. En 2006 grabaron su primer disco llamado “Sureño” y actualmente están preparando material para un nuevo trabajo discográfico.
“Vamos a aprovechar viaje a Buenos Aires y para empezar a grabar con Sergio Pérez, un guitarrista muy prestigioso que trabajó con Manuel Wirtz, Los Nocheros y Jorge Rojas, ente muchos otros. La idea es grabar tres temas en forma de demo para empezar a darle forma a un futuro disco, que incluirá temas que a nosotros nos parecen fundamentales y composiciones propias”, explicó Mansilla.

Raíces pampeanas.
Nacido en Rosario, provincia de Santa Fe, Vilchez asegura que adoptó el cancionero pampeano casi sin darse cuenta. “Mi viejo es pampeano, de Rolón, y desde chico tuve siempre una ida y vuelta con La Pampa. Y el acercamiento a la música pampeana se fue dando naturalmente. Fito Páez dice ‘Rosario siempre estuvo cerca’, pero en mi caso La Pampa siempre estuvo cerca”, dice el cantante.
 En sus incursiones por Cosquín Mansilla y Vilchez conocieron al folklorista riojano Daniel Argañaraz, quien participó del ciclo Ñuke Co en calidad de invitado especial.
Nacido en la localidad de Chepes, al sur de la provincia de La Rioja, pero criado desde muy pequeño en el conurbano bonaerense, Argañaráz propone un rescate de la esencia y el estilo del folklore riojano plasmado en la chaya.
En la delegación pampeana presentó parte de su nuevo material discográfico titulado “Dar simplemente dar”, que incluye diez composiciones propias. 
Ñuke Co-Madre Agua nació hace tres años con el propósito de difundir la problemática hídrica de la provincia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires y mantener vivo en la población pampeana el espíritu de reivindicación de los derechos de La Pampa sobre el río Atuel. En 2015 participaron del ciclo la cantante María José Carrizo y los dúos Somos Tanto y Vat-Trepiana.

Compartir