El comisario Pablo Rhil asumió como jefe de Toxicomanía de la U.R.II

En la mañana de este miércoles se efectuó el acto en el cual se puso en funciones al nuevo jefe de la División Toxicomanía dependiente de la Unidad Regional II, comisario Pablo Rhil.
Se encontraban presentes el jefe de la Unidad Regional II, comisario general Javier Marotti, el director de Lucha contra el Narcotráfico comisario inspector (R) Julio Peralta, el intendente municipal de General Pico, profesor Juan José Rainone, el comisario mayor Teodoro Sotelo, jefes de otras dependencias y funcionarios del Concejo Deliberante.
Tras la lectura y firma del acta correspondiente, el comisario general Marotti dio la bienvenida al nuevo jefe, también destacó el trabajo realizado con anterioridad por el comisario mayor Winchinao, quien se desempeñaba en esa función, y deseó éxitos al nuevo jefe indicando que “tiene una vasta trayectoria en el área de toxicomanía, ya que casi toda su carrera la ha desempeñado en esta unidad especial, por lo cual posee sobrados conocimientos y experiencia, y sabemos de su integridad profesional y personal para cumplir la función”. Por su parte, el comisario Rhil destacó: “el trabajo del personal de calle, que es el que tiene experiencia en las tareas de investigación, incluso algunos tienen casi los mismos años que tengo yo dentro de la fuerza, y esto debería facilitarnos el trabajo, siempre hemos tenido buena relación con el Juzgado Federal, cosa quien necesitamos fluidez para lograr mejores resultados en la tarea de prevención y lucha contra el narcotráfico”.
Finalmente, el director de Lucha contra el Narcotráfico Julio Peralta resaltó las virtudes del nuevo jefe “a quien hace muchos años recibí en esta división como un oficial nuevo y hoy, verlo transformado en jefe de esa división para mí es un orgullo”.
Consultado acerca del trabajo en la Provincia sobre prevención, distribución y consumo de estupefacientes, Peralta destacó que “desde el Ministerio se ha formado un buen equipo con toda gente que tiene experiencia en el área, desde el subsecretario Correa, quien ha desarrollado casi toda su carrera en este área, y eso nos genera muy buenas expectativas de trabajo a futuro. Es más fácil trabajar con gente que uno ya conoce, más frente a un delito que va mutando permanentemente, obligándonos a utilizar distintas estrategias para combatirlo. Hoy a partir de que hay un juez federal estable, tenemos mayores respuestas y agilización en todos los trámites”.