El conductor del Polo tenía 0.75 gramos de alcohol en sangre

Los informes periciales confirmaron que el conductor del automóvil Volkswagen Polo, que originó durante el pasado fin de semana un siniestro vial sobre la ruta nacional 35 y perdió la vida en el accidente al igual que otras tres personas de una familia que viajaba en otro vehículo, tenía un porcentaje de alcohol en sangre superior a lo permitido para circular por la normativa vigente, de acuerdo a los primeros resultados que constan en la causa judicial iniciada.
“El conductor del Polo, según las pericias llevadas a cabo recientemente, tenía alcohol en sangre positivo con una línea de corte 0,75 miligramos de alcohol en sangre”, manifestaron fuentes de la fiscalía de Santa Rosa que intervino en la investigación, sobre los resultados de la autopsia realizada sobre Alexis Iturburu, quien sacó el auto, según la policía, de una cochera y lavadero de Telén y Santiago Alvarez y fue a la Welcome Fest, en Macachín –cuando volvía ocasionó este lamentable accidente–.
El accidente fatal ocurrió en el kilómetro 304 de la ruta 35 a unos 25 kilómetros de Santa Rosa y a 10 del parque Luro el pasado domingo, cuando el conductor del Polo iba haciendo “zigzag” en forma imprudente, se cruzó de carril y colisionó de frente contra una camioneta Ford Eco Sport en la que viajaban cinco personas oriundas de Maipú, provincia de Mendoza, en sentido norte-sur, hacia Punta Alta, Buenos Aires.
Además de las víctimas fatales, identificadas como Andrés Izzi (conductor de la Eco Sport), Patricia Pleitel y Lázaro Gatica, quienes iban como acompañantes, e Iturburu (24 años), hay un niño de 13 años y un joven de 21 que fueron internados en el hospital Lucio Molas de esta capital pampeana, aunque el primero fue dado de alta el pasado lunes.