El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne por los devastadores bombardeos en Alepo

El Consejo de Seguridad de la ONU sostenía el domingo una reunión urgente en momentos que Alepo seguía sumida en el horror, tras otra noche de bombardeos lanzados por fuerzas gubernamentales sirias y su aliado ruso, que dejaron más muertos.
Gran Bretaña, Francia y Estados Unidos convocaron al Consejo para aumentar la presión sobre Rusia e insistir en que frene a su aliado sirio en su campaña de bombardeos en Alepo.
“Se están cometiendo crímenes de guerra en Alepo”, dijo a periodistas el embajador de Francia, Francois Delattre. “No deben quedar sin castigo y la impunidad simplemente no es una opción en Siria”, agregó.
“Justo cuando pensábamos que las cosas no podían ponerse peor en Siria, se pusieron”, concordó el embajador británico Mattew Rycroft.
“Las municiones incendiarias que se lanzan en Alepo son indiscriminadas y son una clara violación de las leyes internacionales, al igual que las bombas de barril que caen de los cielos”, afirmó el diplomático.
“¿Qué excusa hay para hacer algo menos que tomar fuertes medidas para detener un crimen deliberado? Cuánto tiempo más quienes tienen influencia permitirán que esta crueldad continúe? Urjo a todas las partes involucradas a trabajar firmemente para poner fin a la pesadilla”, declaró el Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Bombardeos sin cesar.
Los países occidentales intentan frenar la ofensiva aérea lanzada el viernes por las fuerzas sirias y Rusia para reconquistar los barrios insurgentes en el este de Alepo, segunda ciudad del país.
La embajadora estadouniense Samantha Power indicó que se registraron más de 150 bombardeos sobre la ciudad en las últimas 72 horas y acusó a Siria y Rusia de lanzar una “ofensiva total.
La lluvia de bombas ha dejado al menos 115 muertos, 14 de ellos este domingo al amanecer, según un nuevo balance del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Entre ellos, figuran 19 niños y mujeres atrapados bajo las ruinas de los edificios destruidos en los ataques. (AFP)