El creador de Facebook brindó un discurso motivacional que cautivó a todos

El inventor de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, ofreció ante un gran auditorio lleno el discurso de graduación de esta tradicional casa de estudios, convirtiéndose en el orador más joven en asumir este rol en los 366 años de historia.
Zuckerberg dio un mensaje sobre vocación y sobre cómo, para los millennials, encontrar una vocación no es suficiente. En tiempos de incertidumbre, el desafío está en crear un mundo en el que todas las personas puedan encontrar su propia motivación. Mark expuso tres formas en las que esto podría lograrse: siendo parte de proyectos que generen un impacto significativo, fomentando la igualdad de oportunidades y construyendo una comunidad mundial.
El joven indicó que: “Motivación es pensar que formamos parte de algo más grande, que somos necesarios, que tenemos un objetivo por el que trabajar. La motivación es lo que nos hace realmente felices. Se van a graduar en una época en la que esto es especialmente importante. Cuando nuestros padres se graduaron, obtenían la motivación del trabajo, la iglesia, la comunidad. Pero hoy en día, la tecnología y la automatización están acabando con muchos empleos. La participación en la comunidad cada vez es menor. Muchas personas se sienten aisladas y deprimidas, e intentan llenar ese vacío”.