El Defensor Meaca deploró procedimiento de la policía

NIÑOS EN PATRULLERO

El Defensor de Niños, Niñas y Adolescentes, Juan Pablo Meaca, cuestionó el procedimiento policial que el domingo detuvo a tres menores que se encontraban cazando pájaros en el barrio Peñi Ruca, de la ciudad de Santa Rosa. El letrado adelantó que tendrán una reunión con actores de la policía y la Justicia para “tratar este tema”. Incluso aseguró que hay un equipo especializado que interviene en otra medida con los menores.
En diálogo con Radio Noticias, Meaca recordó que existe un protocolo de actuación y una unidad especializada para ese tipo de casos y dijo que “el planteo es grave”. “Estamos hablando de un niño de 8 años y no hay una mirada que se pueda relacionar con una falta. Con 8 años es un niño y cualquier situación es de desprotección”, señaló. “Esto implica que cuando se interviene con un equipo técnico, se hace para dejar ese niño a la disposición de los padres”, añadió.
“Lo que es preocupante es la violencia y la vulneración misma que se generó. La policía es una herramienta de protección para la sociedad, pero si se construye un ideario en niños y adolescentes donde suceden estas situaciones, en vez de verlos como un elemento de protección o llamado a proteger, se ve con la imagen contraria”, continuó Meacca.

Estar identificados.
El arribo de los efectivos en condición de civil y con un vehículo sin identificación fue lo que más preocupó a la mujer que hizo conocer este hecho. En este sentido Meaca explicó que para trasladar menores, el vehículo debe indicar que depende a la Dirección de Niñez, y “el traslado de los chicos es muy complejo de realizar y no cualquiera lo puede hacer. Claramente, la ley plantea que hay organismos especializados para ello. No cualquiera lo puede hacer y los vehículos deben estar identificados con sus respectivas chapas de la Dirección de Niñez, es decir en un auto que se sabe que se trasladarán chicos”.
“Vos como ciudadano ves a tres chicos adentro de un auto sin identificación y se puede pensar que les está pasando algo. Como sociedad debemos replantearnos estas cuestiones, saber que no es lo que corresponde y que hay que cambiar la manera de intervención”, explicó el entrevistado.
“Nosotros, desde que está la Defensoría hace dos años estamos haciendo trabajos constantes con ellos para ver cómo intervenir. Este tema del auto no identificado y de policías no identificados, son situaciones que hemos trabajado, para generar un procedimiento con agentes especializados y que sean estos agentes que llamen a los padres y si éstos no se presentan, llamar al organismo de Niñez”, concluyó el funcionario.

El hecho.
La queja de un vecino del barrio Peñi Ruca fue la que alertó a la Policía sobre tres menores que merodeaban la zona munidos con hondas y cazando pájaros. Al lugar llegó rápidamente un auto color negro, con vidrios polarizados y sin identificación. De él descendieron tres hombres, todos de civil, prestos a llevar a cabo un operativo y detener a los chicos.
Los gritos de desesperación de los menores sirvieron para que una vecina saliera a la calle a ver qué ocurría y se encontrara con una situación a la que describió como una “violación a los derechos” de la niñez.
El episodio ocurrió cerca de las 16 del domingo, cuando parecía que la cuadra estaba desolada y la tranquilidad de la tarde fuera interrumpida por aquellos llantos y gritos de los menores que, aterrados, eran cargados al auto. La mujer salió a la vereda de su casa, en calle Chile, casi Varela. En ese momento, dos de los tres menores ya estaban dentro del auto. El tercero estaba siendo subido entre dos hombres. Los chicos finalmente fueron llevados a la Seccional Séptima donde los recogieron sus padres.
ESCUCHA LA ENTREVISTA A JUAN PABLO MEACA:

EL AIRE DE LA MAÑANA, RADIO NOTICIAS.