El Estado destinará más fondos para emprendimientos que empleen a desocupados

El gobernador, Carlos Verna, firmó un decreto por el cual establece que el Estado provincial destinará un mayor caudal de fondos para los emprendimientos o empresas que empleen a personas desocupadas de entre 18 y 35 años de edad –franja etaria que también se amplió- sin experiencia laboral previa. La medida, una forma de apuntalar el empleo privado estable, decente y sustentable que ha pregonado el mandatario, se aplicará sobre el programa Primer Empleo y estipula que las empresas recibirán hasta 5000 pesos por cada empleado que sumen bajo las modalidades de pasantías y/o contratos por tiempo indeterminado. Esa cifra podrá elevarse hasta 5500 si los empleados acreditan que cursaron y aprobaron el 75 por ciento de alguna carrera universitaria o terciaria.
Para las empresas industriales radicadas en la provincia, en tanto, los montos serán de hasta 6000 o 6500 pesos en el caso de los estudiantes que también acrediten su formación.

Beca mensual.
Por su parte, los emprendimientos que contraten bajo la modalidad de empleo inclusivo –para personas con discapacidad- recibirán una beca mensual de hasta 6000 pesos. Las sumas se entregarán en forma mensual y no serán remunerativas ni incompatibles con otros beneficios que puedan recibirse a través de distintos programas nacionales o provinciales.
La readecuación de los montos obedeció a las demandas planteadas por los empresarios a través de distintos relevamientos realizados y las diferencias en las asignaciones tienen que ver con el reconocimiento a la formación educativa, atento al perfil de los trabajadores que es necesario en la actualidad.
El beneficio otorgado por el Estado a través del Ministerio de Desarrollo Territorial se extenderá durante 12 meses. Al finalizar ese lapso, los empleadores deberán tomar a los jóvenes. Si no lo hacen, deberán devolver el dinero en 12 cuotas, tal como lo fueron recibiendo.
En el caso de que el empleado no cubra las expectativas requeridas, podrá ser dado de baja y el tiempo que reste del beneficio alcanzará al trabajador que lo reemplace. Así, por ejemplo, si se cobraron tres cuotas del subsidio con el despedido, las otras nueve se destinarán al nuevo incorporado, según detalló el ministro Martín Borthiry.

Compartir