El Estado Islámico se adjudicó el atentado en Manchester

El grupo yihadista Estado Islámico reivindicó este martes el atentado suicida que dejó 22 muertos, entre ellos dos chicas de 8 y 18 años, y 59 heridos, en un concierto en Manchester atestado de jóvenes.
El autor del atentado, el más mortífero en suelo británico en doce años, “deliberadamente apuntó a jóvenes inocentes e indefensos”, sostuvo el martes la primera ministra británica, Theresa May.
La niña de 8 años Saffie Rose Roussos y la adolescente Georgina Callander, de 18 años, una estudiante -ambas del condado de Lancashire- son las dos víctimas identificadas de momento.
En un comunicado publicado en uno de sus canales habituales en las redes sociales, el Estado Islámico (EI) afirmó que “uno de los soldados del califato colocó una bomba entre la muchedumbre” durante el concierto de la estrella juvenil Ariana Grande. El grupo yihadista amenazó con otros ataques.