El fin de semana largo, las vacaciones y la nieve mejoraron la ocupación en Bariloche

El inicio de las vacaciones de invierno, sumado al fin de semana largo y a la tardía llegada de las nevadas, incrementaron la ocupación hotelera en San Carlos de Bariloche, en una temporada que llega con un retraso de semanas por factores climáticos.
El secretario de Turismo de Bariloche, Marcos Barberis, informó a Télam que el alojamiento está ocupado en más del 60% –de 26.000 plazas- y sigue en aumento, en especial desde las nevadas que comenzaron a cubrir la cordillera desde el sábado a la noche, que generaron un manto de más de 35 centímetros en las cumbres y 20 en sectores intermedios.
Barberis indicó que “el fin de semana largo mostró un buen movimiento, y las nevadas permitirán el comienzo de la temporada”, agregando que hasta el sábado predominó la demanda de excursiones tradicionales, como las del Nahuel Huapi o Circuito Chico, y que desde ayer comenzó a crecer la afluencia en el cerro Catedral.
Fuentes de la concesionaria del complejo invernal, Catedral Alta Patagonia (Capsa), indicaron que entre el sábado y el domingo concurrieron a la montaña más de 5.000 personas, que pudieron disfrutar de las opciones ya habilitadas, como los paseos de Aventura, Naturaleza e Historia, las caminatas con raquetas de nieve, y las “donas”, especie de cámaras infladas que se deslizan por toboganes.
También mejoraron las condiciones para el esquí y el snowboard de principiantes en los sectores en los que Capsa tiene los sistemas de nieve artificial, como Plaza Oertle y la Base, y fueron muy concurridos los paradores más atractivos de la montaña, como La Roca, Punta Nevada o Refugio Lynch, entre otros, que con las nevadas lucieron muy atractivos.
Para habilitar las pistas superiores la empresa informó que aún deben esperar una acumulación mayor, lo que probablemente se produzca en la madrugada de mañana, ya que según los pronósticos continuarán las nevadas.
Barberis estimó que de continuar estas condiciones la ocupación en julio superará el 70% e incluso podrá subir en agosto, que tradicionalmente es el mes preferido por los esquiadores.
La mayor afluencia que se espera es nacional, en función de un aumento de más del 20% en las plazas aéreas dispuesto por las empresas, añadió, y dijo que también será importante la llegada de turismo de Brasil y Chile. (Télam)

Compartir