El fuego en La pampa abrió otra crisis en el gabiente de Macri

BERGMAN CULPO A VERNA POR LOS INCENDIOS Y NO DESCARTA DENUNCIARLO

El sitio La Política On Line reveló que la pelea entre los ministros llegó a un punto extremo. Dietrich frenó la contratación de dos helicópteros españoles luego que fracasara la contratación de aviones hidrantes.
Bajo el título “Dietrich le frenó a Bergman la compra de helicópteros para combatir los incendios”, el portal La Política On Line tiró ayer una bomba que impacta de rebote en nuestra provincia, la jurisdicción más afectada por los incendios rurales. Los helicópteros se iban destinar al combate directo del fuego.
Firmado por el periodista Antonio Rossi, el artículo de LPO dice que Dietrich se valió de una de sus áreas de influencia, la Administración Nacional de la Aviación Civil, para ponerle el palo en la rueda al ministro de religión judía.
Según LPO, el ministro de Transporte de la nación, Guillermo Dietrich, llevó la pelea con su par de Medio Ambiente, Sergio Bergman, “a un terreno delicado: Bloqueó la compra de helicópteros hidrantes cuya ausencia ahora se nota ante los incendios forestales que castigan a más 1.200.000 hectáreas de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires”.
La pulseada entre los dos ministros ya se había expresado en una licitación de colectivos eléctricos que impulsaba Bergman y que Dietrich obstaculizó “alineado con los grandes jugadores del sector que apuestan a seguir cobrando los multimillonarios subsidios que recibe el viejo sistema sostenido en hidrocarburos”, según LPO.

Batalla.
En el caso de los helicópteros, la batalla comenzó cuando se cayó una licitación internacional para contratar un servicio de extinción de incendios, en razón de las impugnaciones cruzadas de las empresas que paralizaron el proceso. Tras ese tropezón, Bergman volvió a la carga pero de la mano de una contratación directa de helicópteros de una empresa española. Esos vehículos hubieran permitido enfrentar una crisis de incendios “que se veía venir”, según el optimista diagnóstico de LPO.
En los últimos días de diciembre, Ambiente adjudicó a la firma ibérica “TAF Helicopters” un contrato de operación de cuatro aeronaves hidrantes hasta el mes de abril por un total de casi 5 millones de dólares.
Para combatir los incendios, la empresa TAF, propiedad del grupo español Malpica, trajo al país a principios de diciembre dos helicópteros AS 350 B3 y dos Bell 412 que ya habrían comenzado a prestar servicios.
“Pero la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que depende de Dietrich pisó la autorización que solicitaron los representantes de TAF para poder efectuar trabajos aéreos de extinción de incendios y traslado de brigadistas”, afirmó LPO. La instrucción que recibió Juan Pedro Irigoin, titular de la ANAC, fue “frenar la habilitación de TAF, con la excusa de que existen empresas locales que están en condiciones de prestar esos servicios y que no fueron tenidas en cuenta por Medio Ambiente”, abundó.

Primero, aviones.
En junio de 2016, Bergman lanzó una licitación con un presupuesto estimado de 20,4 millones de dólares para regularizar la contratación del servicio aéreo de extinción de incendios que la administración anterior había otorgado en forma directa a la empresa chilena “Helicópteros del Pacífico”.
Según las exigencias del pliego, las empresas interesadas debían tener disponibles durante dos años un flota de siete helicópteros semipesados y dos aeronaves para cargas pesadas.
Tras la presentación de las ofertas concretada el 16 de setiembre, quedaron en carrera cinco empresas: la local Aeromaster, la trasandina Helicópteros del Pacífico, la canadiense Grat Slave y las españolas Inaer y Coyotair-Rotorsun. Tras varios cuestionamientos e impugnaciones cruzadas entre los oferentes y los funcionarios a cargo de la licitación, Bergman decidió rechazar todas las ofertas en juego “por no dar cabal cumplimiento a las exigencias técnicas del Pliego de Bases y Condiciones Particulares”.
Por medio de la resolución 564, el ministro dejó sin efecto la licitación el 20 de diciembre y dos días después le puso la firma a la contratación directa con la española TAF, que Dietrich pisó.
“Completó así una metáfora perfecta de cómo funciona un gabinete que se supone pasa decenas de horas semanales en tareas de ‘coordinación’ a cargo de los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui”, sostuvo LPO.

Una nueva crisis
En el transcurso del último mes, el gabinete de Mauricio Macri enfrentó un escenario de crisis internas como no había tenido desde que comenzó su gestión, hace poco más de un año. Las crisis se llevaron puestas a tres funcionarios de alto rango. El primero y más visible episodio fue el protagonizado por Alfonso Prat-Gay, aunque en este caso no fue un protagonismo que él buscó sino que le mandaron a decir que Macri estaba en desacuerdo con su gestión económica y quería que diera un paso al costado. Tras su salida, el ministro de Economía se desdobló en dos carteras, cuyos titulares asumieron ayer.
Otro caso resonante fue el alejamiento de Isela Constantini del Directorio de Aerolíneas Argentinas, portazo que habría estado motivado por la fuerte presión de Casa Rosada de abrir el mercado aéreo nacional a las aerolíneas “low cost”. Su sucesor, Mario Dell’Acqua, fue noticia desde antes de asumir, cuando confesó que no tenía ni idea de cómo funciona el mercado del aerotransporte.
La tercera dimisión ocurrió el martes. Fue la del viceministro de Salud, Néstor Pérez Baliño, quien se alejó en medio de una reestructuración de esa cartera. Ahora pasará a desempeñar “tareas más de asesoramiento”, aseguró.

Reclaman respeto.
Los dichos del ex director de Defensa Civil, Gustavo Romero, quién acusó ayer al ministro Tierno de desmantelar el organismo y lo responsabilizó de la crítica situación que atraviesa la provincia por los sucesivos incendios, generaron polémica. En un comunicado de prensa, la Federación de Asociaciones de Cuerpos de Bomberos Voluntarios de La Pampa salió al cruce del ex funcionario y negó, entre otras cosas, que hubiera una crisis en el Sistema Provincial de Bomberos Voluntarios.
“La Brigada de Incendios Forestales fue plasmada para dar organicidad a la convocatoria frecuente que las autoridades de Defensa Civil realizan año tras año a Bomberos Voluntarios para colaborar en la lucha contra los incendios forestales, de lo cual fue testigo el propio Romero durante su desempeño como Director de Defensa Civil en años anteriores. No hubo, como sostiene Romero, demora alguna, ni en la respuesta afirmativa ni en la presencia efectiva en los escenarios donde fueron requeridos, por parte de ningún integrante de Bomberos Voluntarios provinciales”, sostuvieron los Bomberos Voluntarios.

Testigo.
“Romero es testigo de los esfuerzos puestos en la capacitación permanente de nuestros Cuerpos Activos por parte de esta Federación y de la inmediatez del aporte ante cualquier solicitud de las autoridades provinciales y nacionales, en este orden de prioridades. No entendemos en qué fundamenta sus dichos toda vez que él, en forma personal, es testigo de lo que aseveramos”, agregaron.
“No nos corresponde en lo absoluto analizar las actuaciones ni decisiones de los poderes políticos de La Pampa ni de Nación. Sí nos compete, y con mucho orgullo lo hacemos, defender el trabajo, el esfuerzo, la voluntad y el compromiso para arribar al profesionalismo que ponen cada día de sus vidas los más de quinientos hombres y mujeres que componen los Cuerpos Activos de Bomberos Voluntarios de la provincia y los más de cuarenta mil que conforman el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios que estuvieron, están y estarán al servicio de cada una de sus comunidades. Somos, orgullosamente, Bomberos Voluntarios, y es hora de que se nos respete”, concluyeron.
En el artículo publicado ayer por este diario, Romero señaló que la única gestión que se hizo para afrontar la temporada de incendios fue un curso de capacitación para cien Bomberos Voluntarios y el la creación de la Brigada Forestal de Bomberos Voluntarios de La Pampa.

“Tierno nunca me atendía”
“No había diálogo ni coincidencias”, sostuvo ayer, lapidario, el ex responsable de Defensa Civil, Gustavo Romero, al caracterizar lo que fue la complicada relación con el titular de esa cartera, Juan Carlos Tierno. Al igual que hiciera en la nota que ayer envió a este diario, Romero volvió a criticar al ministro por no tomar las previsiones ante la magnitud del desastre que se avecinaba. En el verano pasado, ni siquiera envió dinero a Defensa Civil para atender los gastos de los incendios de ese año.
Gustavo Romero fue director de Defensa Civil de la provincia durante 12 años. Comenzó en la primera gestión de Carlos Verna y siguió en los dos mandatos de Oscar Jorge. Con el regreso de Verna a la Provincia, fue convocado para seguir al frente del organismo, propuesta a la que dijo que si en un primer momento pero al cabo de unas semanas terminó por cambiar de opinión y decidió renunciar. Ello ocurrió en diciembre de 2015. El alejamiento se concretó en marzo de 2016. Ayer a la mañana habló con Radio Noticias y contó el “tras bambalinas” de su renuncia.

-Desde lo político, ¿por qué lo tuyo no continuó, por que se cambió tan drásticamente?
-Cuando el ministro Tierno me ofrece seguir en el cargo, habíamos quedado que seguía yo con todo mi equipo. Cuando vamos a asumir al Medasur me encuentro con que no estaba el decreto del subdirector, y nadie me supo explicar nunca qué había pasado con eso. Ya empezamos mal. De manera que alrededor del 20 de diciembre (de 2015) ya no tuve comunicación con Tierno, de ningún tipo. Por supuesto si tenía con las segundas líneas, pero es gente nueva, que no sabe de incendios, y que no tiene poder decisión.
“Me pasé toda la temporada de incendios del año pasado (2015/2016) sin que me dieran plata del Ministerio. Todos los gastos que se suscitaron por los incendios, fueron afrontados por las municipales. Por supuesto que después se devolvió, pero no estaba en el momento en que yo la necesitaba”.

-¿Eso lo llevó a renunciar al cargo?
-Fue una acumulación de situaciones, era inviable… porque íbamos a terminar con algún lastimado del personal mío, que era lo que yo no quería.

-¿Te sentiste ninguneado por la autoridad?
-No coincidíamos y no había diálogo. Si yo como director general no tengo diálogo con mi ministro en un momento crítico… No había diálogo, de ningún tipo. Yo arreglo con el subsecretario la renuncia en los primeros días de enero, por no dejar al gobierno en plena emergencia de incendios, y por una cuestión de solidaridad del personal que tenía en el campo, me quedo hasta que termina la temporada. Cuando termina la temporada, el último día que fuí a trabajar, no sabía si tenía que ir o no. Nunca tuve comunicación con nadie.

-¿Qué responsabilidad creés que tiene el gobernador?
-Creo que el problema acá fue fundamentalmente Tierno y la forma en que él se maneja. Primero, él tuvo tres meses para elegir una persona, en el cargo porque sabía que yo renunciaba. Sé que lo eligió en los últimos días de marzo -y no quiero responsabilizar al actual director-; después estuvo 8 meses para enfrentar la nueva temporada. Y estos son los resultados que tenemos.
Romero relató que cuando ya había comenzado la temporada de incendios anterior, “Tierno me pidió que trajéramos (a Santa Rosa), los ocho tractores para hacer una revisión y reevaluar dónde mandarlos”. Era una orden imposible de cumplir -de hecho no se concretó- porque los tractores se necesitan en el campo para repasar las picadas.

-¿Y cuál era el objetivo de traerlos a Santa Rosa?
-Por que él iba a evaluar dónde los mandaba. Esa parte no llegué a hacerlo porque no traje los tractores. Por otro lado, los tractores este año siguen en los mismos lugares y fue el año que menos picadas se hicieron. Este año no se licitó ni un kilómetro de los 3.200 kilómetros de picadas de Defensa Civil.

-¿Cómo se arreglan las picadas año a año; quién debe hacer ese trabajo?
-La provincia tiene lo que vulgarmente se denominan ‘picadas de Defensa Civil’, que son 3.200 kilómetros. Es una inversión que se hizo en los ’70 por la provincia en campos privados. La idea era que la provincia abría esas picadas y los productores las mantenían. No se mantuvieron, solo alrededor de un 10 por ciento las mantuvieron los productores, el resto no.
“Cuando llegué a la dirección, durante el primer gobierno de (Carlos) Verna, me pidieron que reabriéramos todas las picadas, por eso se hicieron licitaciones para abrir los 3.200 kilómetros. Con los tractores que se compraban, la idea era mantenerlas, no solo las picadas de Defensa Civil sino también colaborar con los campos. Y así se hizo”.
Durante esos años, se repasaban a razón de 1.000 kilómetros por año, lo que permitía que al cabo de tres años toda la extensión estuviera repasadas. Este año, reiteró, no se licitó el mantenimiento de ni un kilómetro de picada. “El tema de las picadas es fundamental”, sostuvo el ex funcionario, que reiteró que este año, cuando comenzaron los grandes incendios, los tractores estaban parados por falta de choferes. “Eso es algo terrible”, sentenció.

“El fuego recién empieza”
Bajo el título “El fuego recién empieza”, el Consejo Directivo Provincial de la Asociación Trabajadores del Estado denunció ayer las responsabilidades compartidas entre Nación y la Provincia en los incendios rurales que desde diciembre azotan al territorio pampeano. La verdadera causa de la tragedia, afirmó, es el vaciamiento y desmantelamiento de oficinas estatales comprometidas con este tipo de tareas.
“Como es habitual en este tipo de situaciones, funcionarios provinciales y nacionales ocupan tiempo mediático intentando convencer a la ciudadanía que el fuego ha sido un hecho inevitable, una tragedia, producto de una naturaleza que, casi por designio divino, golpeó al territorio pampeano”, sostuvo ayer ATE La Pampa al hacer su diagnóstico sobre la crisis. “Pero sus causas nada tienen de ‘naturalidad’ ni de ‘divinidad’. Se culpan unos a otros para quitarse la responsabilidad”, afirmó.
En su responsabilidad de “decir lo que nadie dice”, ATE afirmó: “En los últimos años, hemos manifestado en innumerables oportunidades a la opinión pública el vaciamiento de organismos que, casualmente, pudieron y podrían estar aportando mucho para evitar o morigerar esta situación. El desfinanciamiento de organismos nacionales como Agricultura Familiar, INTA, Parque Nacionales, Medio Ambiente y Senasa son un ejemplo de las decisiones políticas que tienen consecuencias irremediables. A nivel provincial llueven las denuncias de vaciamiento y desmembramiento de los organismos y de la desatención de esta problemática muy conocida por los pampeanos”.
“Las consecuencias de los incendios -añadió- están estrechamente vinculadas con decisiones humanas, decisiones que implican el desfinanciamiento, despidos, precarización laboral, carencia de equipamiento, abandono institucional, por nombrar algunas”. Es una lista que refleja “la (ir)responsabilidad de los funcionarios y gobernantes”, disparó el gremio.
“El verano continúa, las condiciones medio ambientales y la densidad de pasturas naturales en los campos son propicias para que esta situación se extienda en otras zonas. El oeste pampeano, tan reivindicado en estos tiempos por nuestro gobernador, también requiere de una atención urgente”, señala finalmente el comunicado.

Campo de Berhongaray.
El campo del ex senador nacional Antonio Tomás Berhongaray fue alcanzado por los incendios forestales que azotan a la provincia, donde ya se quemaron más de 800 mil hectáreas y el gobierno provincial declaró la emergencia agropecuaria por las pérdidas millonarias que sufrieron los productores pampeanos.
“Como en los últimos años, otra vez el fuego y su efecto devastador se hizo presente en la zona de Hucal. Se quemaron cerca de 8 mil hectáreas”, afirmó el diputado provincial Martín Berhongaray sobre el campo de su padre, donde estuvo el pasado fin de semana, colaborando con los brigadistas ante el fuego.
Dijo que “si bien nunca está todo dicho, la situación se logró controlar” y destacó la solidaridad entre vecinos que es “fundamental” para combatir el fuego, así como el trabajo de los bomberos y del de San Severino, María Julia, Hucal Chico y San Mateo. También agradeció a las autoridades del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.

Sin picadas.

El diputado también se quejó porque “no puede ser que haya cantidad de campos sin picadas, esto no permite entrar al campo” para atacar el fuego. Según datos de LA ARENA, en La Pampa el 70 por ciento de los campos no tienen picadas hechas, a pesar que es obligación y de la ayuda que reciben del Estado.
“La situación es tremendamente preocupante, muchos no están tomando dimensión de la gravedad de los incendios, fundamentalmente por las semanas de calor que quedan por delante, espero que no tengamos que lamentar ninguna vida humana”, comentó Berhongaray.
El legislador participó de un encuentro del gobernador Carlos Verna y el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, con productores en La Adela y allí pidió a las autoridades que extremen las medidas y que envíen recursos disponibles porque la situación “es gravísima”.

Falta gente.
Manifestó, además, que hay “descontrol y desesperación” entre los productores de la zona y las autoridades. “En algunos campos pasa que llega la gente de Provincia y Nación, y hay productores, vecinos, empleados trabajando, están quemando y las cosas muchas veces no se hacen en forma coordinada”.
“Nadie toma dimensión de lo que está pasando, es tremendo. La gente de Provincia y de Nación trabajan bárbaro pero son pocos, no dan abasto, hay cantidad de incendios a donde no llega nadie”, agregó el diputado Berhongaray.
De esa forma, coincidió con el coordinador regional del Sistema Nacional del Manejo del Fuego, Marcelo Mosiejchuk, quien manifestó que “La Pampa debería tener más gente para atacar los incendios forestales”.
Por otro lado, planteó que La Pampa “no está preparada para un desastre de esta magnitud, todo está pensado para las 400 mil hectáreas que se queman en promedio por año, pero nos tenemos que preparar pensando que se pueden llegar a quemar un millón, todo tiene que estar diseñado en base a esas circunstancias, hay que mejorar los controles”.

“Situación desesperante”.
El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere, advirtió que el campo afronta una situación “desesperante” por los incendios que afectaron a varias provincias, en su mayoría a La Pampa, y se refirió también a las regiones que sufrieron inundaciones.
El dirigente expresó que “la situación es desesperante, tanto en la zona donde hay inundación como en la de los incendios, independientemente que muchos de ellos ya están dominados”.
Por otra parte, Etchevehere evitó criticar al ministro de Medio Ambiente, Sergio Bergman, quien debió rectificarse por la polémica que generó cuando habló de una “profecía apocalíptica” para referirse a los incendios en La Pampa. “No es momento para juzgar actitudes o cuestiones, el tema ahora es ponerse todos a trabajar para salir de esta situación”, manifestó el referente de la Sociedad Rural al ser consultado por periodistas radiales sobre las palabras de Bergman. Etchevehere remarcó además que “es importante que haya infraestructura” para afrontar situaciones como la de los incendios que quemaron cientos de miles de hectáreas en zonas rurales de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires”.

Sin elementos necesarios.
“Nosotros veíamos, ahora se está viralizando un video de cuando se anunciaba en el gobierno anterior la compra de 26 aviones hidrantes y que en realidad nunca se llevó adelante”, agregó el dirigente rural y remarcó que “no están los elementos necesarios para combatir el fuego”. En tal sentido, el titular de la SRA consideró que “es clave que de aquí en más tengamos conciencia de lo que está sucediendo. El cambio climático es una realidad que vino para instalarse y tenemos que estar preparados con todo lo necesario para cualquier tipo de contingencia”, concluyó.

Victorica.
La Municipalidad de Victorica resolvió diferir el pago del monto correspondiente a la tasa sobre registro de guías de campaña por el término de seis meses a los productores agropecuarios de su ejido afectados por los incendios rurales y que por este motivo deban trasladar sus animales vacunos, equinos y lanares hacia otros campos para poder alimentarlos. Cuando los reingresen a sus respectivos predios, la comuna subsidiará los importes diferidos.
El beneficio entró en vigencia ayer y se extenderá hasta el 10 de julio. Había sido reclamado por una asociación de productores de la región. No se aplicará cuando el expendio de la guía sea para consignación o venta de animales de las categorías mencionadas.
El intendente Hugo Kenny y la secretaria de Hacienda y Finanzas de la comuna, Laura Ochoa, firmaron ayer la resolución municipal 25/2017 con la cual legalizaron esta medida económica argumentando que “el fuego produce un enorme perjuicio en las unidades productivas de nuestra zona, ocasionado daños de magnitud con pérdidas de animales, alambrados, instalaciones, pastos, entre otros”.
Agregaron que “la Asociación de Productores Agropecuarios del Oeste Pampeano ha solicitado excepciones para el otorgamiento de guías de traslado de hacienda para los productores afectados y es deber de este municipio acompañarlos ante esta situación”.

Justificación.
El documento precisa que el diferimiento se otorgará a los chacareros pertenecientes al ejido municipal de Victorica solamente cuando la consignación de los animales sea a sí mismo, fuera del ejido y dentro y fuera de la Provincia. Para acceder al beneficio, deberán justificar que el predio rural del que egresan los animales fue dañado por incendios, cumplimentando el acta de incendios, picadas y contrafuegos de la ley 1354.
El municipio subsidiará el pago de tasas diferidas cuando los productores reingresen los animales al ejido municipal y aquellos que no lo hagan en el plazo de 180 días deberán abonar los importes diferidos. Si incumplen con el pago, el departamento Ejecutivo no les otorgará nuevas guías de campaña. Las guías para traslado de hacienda que se otorgarán desde ahora y hasta el 10 de Julio tendrán impresa la leyenda “Pago Diferido, Resolución Municipal 25/2017”.

Pasto y maíz.
En tanto, la Municipalidad de Telén comunicó a los productores rurales no bancarizados de su ejido que hayan sido afectados por los incendios forestales acontecidos en las últimas semanas que deberán presentarse en el municipio para su inscripción.
Luego, conforme a la evaluación del daño sufrido en sus respectivos establecimientos, se les hará entrega de una determinada cantidad de fardos de pasto y maíz. Los chacareros bancarizados cuentan con dos líneas de crédito otorgadas por el Banco de La Pampa y Banco de la Nación Argentina.

De Luca.
El secretario del Interior de la Nación, Sebastián García De Luca, confirmó que por disposición del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda se entregarán Aportes del Tesoro Nacional (ATN) a municipios de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro que están siendo afectados por los incendios forestales.
“Queremos que los intendentes tengan lo que necesitan para recuperar la infraestructura en materia de servicios y, en el mismo sentido, poder asistir a los productores que han sido severamente afectados por los incendios”, señaló García De Luca, quien el lunes viajó a La Pampa para llevar soluciones a las zonas afectadas.
“Pese al desánimo, los productores y los vecinos de La Adela, en La Pampa quieren salir adelante” al tiempo que recalcó: “Es importante que empiecen a tener las herramientas necesarias porque el fuego se apagó, está controlado, pero hay que seguir monitoreando la zona”.
“Junto a Buryaile fuimos ayer a anunciar distintas medidas como la entrega 2500 rollos de pastura y maíz para la hacienda para de los productores ganaderos afectados, la homologación de la Emergencia Agropecuaria, la suspensión de pago de impuestos nacionales, la suspensión de vencimientos en la banca oficial, créditos a tasa más accesible en el Banco de la Nación y Adelantos del Tesoro Nacional, entre otras medidas”, detalló García De Luca.
El secretario informó que ya hubo conversaciones con la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y los gobernadores de La Pampa, Carlos Verna, y Río Negro, Alberto Weretilneck, para hacer fideicomisos en cada una de las provincias con el objetivo de que los productores que no están en condiciones de ingresar al mercado oficial del crédito nacional puedan contar con esa herramienta para “salir adelante en esta situación”.

Wewtilneck.
El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, aseguró que él no es quién “para pedirle la renuncia” al rabino Sergio Bergman como ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y que la tarea de “evaluar” su desempeño durante los graves incendios en esa provincia, en La Pampa y en el sur bonaerense es competencia del presidente Mauricio Macri.
“No soy quién para pedir la renuncia de Bergman. Quien debe pedir la renuncia es el presidente de la República que es quien lo designó. Me parece que es él quien tiene que evaluar la situación”, reveló.
En declaraciones radiales, el gobernador indicó que no se siente en condiciones de brindar una “opinión convincente sobre la tarea del ministro” dado que “no conoce su tarea ni el presupuesto asignado a la cartera”.
“Sería injusto de mi parte”, afirmó el mandatario de una de las provincias más afectadas por el siniestro, quien al ser consultado acerca de los pedidos para que Bergman dimita a su cargo luego tras as consecuencias del incendio, opinó que “hay cosas que no se pueden evitar”.

Pastos altos.
“Por la lluvia había pastos altos. En la noche del 21 de diciembre y 31 de diciembre cayeron 1.050 rayos en la provincia de La Pampa y Río Negro y después hubo 15 días de variabilidad del viento. No hay estrategia, por más que uno le ponga los millones que le quiera poner, que pueda dominar rápidamente incendios de estas características”, agregó.
En tanto, Weretilneck evitó cuestionar al presidente Mauricio Macri por no haberse presentado físicamente ni él ni el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en las zonas damnificadas para acompañar a las víctimas.
“El Estado tiene sus estructuras burocráticas y sus líderes en cada lugar. Con (el ministro del Interior, Rogelio) Frigerio este tema lo he seguido de cerca. También con el ministro de Agricultura. No quiero defender a nadie porque no soy integrante de Cambiemos, pero hay muchos funcionarios por debajo de Macri que estuvieron a disposición para ayudar”, aseguró.
También precisó que recibió varios “llamados” de funcionarios del Gobierno, “poniéndose a disposición”.

Ayuda.
El Ministerio de Agroindustria de la Nación informó que hoy, “desde primera hora de la mañana, se entregará una ración diaria de mantenimiento equivalente a 9 kilogramos de rollo por animal/día, cubriendo los primeros 100 vientres/animales, por productor”.
“Como había confirmado el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, durante la visita a las zonas afectadas, se implementa un mecanismo de entrega de rollos de pastura y maíz para que productores puedan alimentar a sus animales”, se anunció en un comunicado oficial.
En La Pampa, el esquema de asistencia inmediata comenzará alrededor de las 8 de la mañana en el Corralón municipal de Chacharramendi, en la calle Arturo Illia, informó Agroindustria.
La misma ayuda recibirán los productores de Río Negro, a partir de las 7 de la mañana, en las instalaciones de la Sociedad Rural de Guardia Mitre.
Se entregará de forma gradual a los establecimientos ganaderos inscriptos en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa), que se encuentren localizados en el área afectada por los incendios en las provincias de La Pampa, Río Negro y Buenos Aires.
Los delegados de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria serán los responsables de verificar los registros en Renspa y coordinar la entrega junto a las autoridades locales y provinciales.

Focos activos.
Ayer había tres focos activos en territorio pampeano, según el parte del gobierno provincial. Uno de los focos se ubicaba cerca de Cuchillo Co, departamento Hucal, entre las rutas 28 y 30; el otro hacia Gobernador Duval, entre rutas 107 y 30, y el tercero en el oeste de la provincia. En este caso, es el mismo incendio que fue contenido hacia el límite con Mendoza, y que ayer se trasladó hacia Paso de los Algarrobos.
“Las cuadrillas de Defensa Civil, bomberos y Sistema Federal de Manejo del Fuego están trabajando en las zonas para extinguirlos”, detalló el Ministerio de Seguridad.
La cartera aconsejó a quienes transiten por rutas que fueron afectadas por el fuego, que lo hagan “con precaución” ya que al quemarse los alambrados hay animales sueltos que pueden producir un accidente. “En caso de observarlos -reclamó el organismo-, por favor llamar a las autoridades policiales a través del 101 o a la línea gratuita y comunitaria 0800-222-1703”.