El gobernador Carlos Verna visitó la Fiesta Pampeana de la Riwwel Kuchen

El gobernador de La Pampa, Carlos Verna, participó de la sexta edición de la Fiesta Pampeana de la Riwwel Kuchen (torta rusa) que se llevó a cabo este domingo en la localidad de Perú. El evento se desarrolló en los galpones del ferrocarril, debidamente adaptados para la ocasión, y contó con la presencia de más de 1.200 personas que llegaron desde diversos puntos de la provincia y el país.
El mandatario estuvo acompañado por los diputados provinciales Ariel Rauschenberger y Lucrecia Barruti, el Presidente de la Comisión de Fomento local, Roberto Kronenberger, el Secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo Calvo, el Presidente de Pampetrol, Carlos Grundi, el Presidente de la Fepamco, Carlos Santarosa, y los intendentes de Pichi Huinca (Carlos Ferrero) y General Campos (Mario Rots), entre otros funcionarios.
Verna expresó que le debía una visita a Perú porque se lo había prometido a su jefe comunal y consideró que “es una fiesta muy característica de la comunidad alemana, sin protocolos, para compartir con la familia, en la cual la gente de Perú y la comunidad nos hace sentir muy bien”.
También dijo que es necesario darle “más empuje y difusión desde el área turística porque hasta ahora es todo hecho a pulmón por Roberto Kronenberger y la comunidad, entonces debemos darle difusión institucional para que la gente se acerque a conocer otros lugares de la provincia”.
En relación a los artesanos y productores manifestó que es una buena oportunidad para que se muestren y se incorporen al “circuito de promociones que hace La Pampa”, así como de dar a conocer las distintas colonias que habitan nuestra provincia.
“La Pampa fue construida con retazos de otras provincias pero con gente de muchas comunidades. Tenemos españoles, italianos, turcos y, por supuesto, tenemos la colonia alemana que aquí en el sur es muy importante”, finalizó el gobernador.

Fiesta Pampeana.
Una vez realizada la bienvenida a Verna y las distintas autoridades, se prosiguió a bendecir los alimentos con una oración a cargo de la Hermana Felicitas Farías para, así, dar paso al almuerzo elaborado por comidas típicas de los alemanes del Volga.
El menú estuvo compuesto por kraut pirok, salchichas alemanas, carne asada, pfefferbeiz y torta riwwel kuchen. Por la tarde, también se ofreció una merienda con mate cocido con leche y kreppel (tortas fritas).
A lo largo del encuentro se mostraron distintas danzas alemanas, interpretadas por conjuntos de baile de Perú y la zona, y diversos números musicales a cargo de bandas locales que amenizaron la jornada, en la cual se realizaron sorteos y un concurso para determinar cuál es la mejor Riwwel Kuchen de este 2017.