Mendoza cumple con Chile pero no con Argentina

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, junto al embajador de Chile en Argentina, José Antonio Viera-Gallo, encabezaron hoy la presentación de una rueda de negocios, organizada por ProMendoza y ProChile, que busca promover la integración productiva entre ambos países para llegar a terceros mercados. Esto pese a que había sido convocado a Buenos Aires para analizar con el gobernador de La Pampa, Carlos Verna, la situación del río Atuel. Pegó el faltazo a esta reunión.
En su lugar mandó a la vicegobernador Laura Montero, pero sin poder de decisión, según indicó Verna al retirarse del encuentro que tuvo lugar esta tarde en Buenos Aires auspiciado por la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Desde La Pampa catalogaron el encuentro como “un fracaso”, precisamente por la ausencia de Cornejo.
Un cable de la agencia de noticias Télam da cuenta que durante la presentación de la actividad en Mendoza, que se desarrollará mañana en el hotel Sheraton de esa capital, el primer mandatario provincial detalló que la rueda de negocios se realiza bajo “un concepto distinto que es tratar de asociarse para conquistar terceros mercados” y agregó que la idea es “asociarse no sólo en el comercio sino también en la inversión”.
Cornejo dijo que entre las cincuenta empresas argentinas junto con otras cincuenta del país trasandino, van a participar empresarios de provincias vecinas como San Juan, San Luis y Córdoba.
Por su parte, el embajador chileno Viera-Gallo sostuvo que “hay un desajuste entre las buenas relaciones políticas entre Chile y Argentina y el bajo comercio” y remarcó la baja inversión tanto de Chile en Argentina como de Argentina en Chile en los últimos años.
Viera-Gallo indicó que la idea de esta rueda de negocios “es mirar conjuntamente oportunidades en el mundo” y adelantó que esta experiencia se va a replicar en las provincias de Salta, Neuquén y Córdoba.
Desde hace más de 70 años, Mendoza hace uso de las aguas del río Atuel de manera inconsulta pese a que por su escurrimiento histórico y un fallo de la Corte Suprema demuestran que se trata de un río interprovincial compartido con La Pampa.
Por el daño ambiental provocado en el oeste pampeano a raíz del corte del río en territorio mendocino, la provincia de La Pampa inició en 2014 un nuevo juicio ante la Corte Suprema contra Mendoza para recuperar una normal escorrentía.
(En la foto, el gobernador Alfredo Cornejo con el embajador de Chile, José Antonio Viera-Gallo)

Compartir