El gobierno aspira a firman un acuerdo con Londres por la identificación de los NN en Malvinas

El gobierno avanza en las negociaciones con el Reino Unido para concretar la misión humanitaria que buscará identificar en las Islas Malvinas los restos de unos 80 combatientes, aunque aún quedan por pulir detalles para firmar un acuerdo que la Cancillería aspira a tener listo este verano.
En diálogo con Télam, la secretaria de Asuntos Relativos a Malvinas, María Teresa Kralikas, afirmó que el objetivo de la misión “es netamente humanitario y no afecta los derechos argentinos sobre las Islas Malvinas” y que busca “saldar una deuda histórica para con los familiares de combatientes caídos” no identificados.
“Gracias a esta iniciativa, (los combatientes) podrán tener identificado su lugar de descanso en el cementerio de Darwin”, añadió.
Según los plazos que manejan los negociadores del equipo de la canciller Susana Malcorra, en el transcurso de diciembre ya podría darse una reunión entre ambos negociadores en la ciudad de Ginebra -sede de la Cruz Roja Internacional, que encabezará la misión-, aunque aún restan varios detalles que ultimar.
Entre las cuestiones pendientes, funcionarios del Palacio San Martín señalan que faltan acuerdos de carácter político más que técnico, como las presiones de los isleños para aparecer en los documentos como una de las partes negociadoras, un deseo que suele repetirse de parte del gobierno colonial de las Malvinas pero algo inaceptable para la Cancillería.

Equipo de expertos.
Entre los avances en el proceso de negociación figuran el establecimiento de contacto con los familiares de 83 de los 123 combatientes fallecidos sin identificar, aunque el equipo de Cancillería busca contactar a los parientes de los 40 restantes.
De las 83 familias, 80 ya han presentado su aval para el avance de la identificación de los cuerpos -necesario para proceder, según lo indica el protocolo de la Cruz Roja-, mientras que una familia se negó y dos expresaron sus dudas y pidieron más tiempo para definirse.
Según dejaron trascender fuentes oficiales, el convenio en el que avanzan Buenos Aires y Londres implicará la conformación de un equipo de entre seis y ocho expertos forenses liderado por la Cruz Roja, de los cuales Argentina podrá designar a dos de ellos.
En junio pasado, una delegación técnica de la Cruz Roja visitó el territorio malvinense en una breve expedición y definió que el mejor momento para realizar el trabajo de exhumación de los cuerpos y toma de muestras es el invierno -por la menor intensidad de los vientos-, en un procedimiento que llevará entre dos y cuatro meses. (Télam)

Compartir