El gobierno salió a cruzar al FMI tras su nuevo pedido de ajuste

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió este viernes al cruce del renovado reclamo de “ajuste fiscal” lanzado por el FMI y advirtió que ese camino “no ha sido una solución ni en lo social ni en lo económico”.
El funcionario sostuvo que un “gran ajuste fiscal” no es una solución para la Argentina, “no lo ha sido en el pasado, ni en lo social ni en lo económico”, al referirse a las recomendaciones del organismo multilateral.
En declaraciones radiales, Peña dijo que el gobierno tomó “un camino gradual” para recortar el déficit fiscal.
“Nosotros hemos planteado un camino gradual de baja progresiva del tema fiscal”, indicó, y aseguró que se cumplirá la meta de este año que es del 4,8% y que, en 2017, será del 4,2%.
El FMI advirtió en el informe del Artículo IV que recortar el déficit fiscal “constituye una importante prioridad” para la economía argentina, aunque recomendó “tener en cuenta el impacto en el crecimiento, el empleo y los segmentos más vulnerables de la población”.
Al ser consultado sobre el reclamo salarial de los gremios estatales Peña sostuvo que durante todo el año se registraron “paritarias libres, un esquema de diálogo permanente”. (NA)

Compartir