El hospital de General Acha recibió equipamiento para intervenciones quirúrgicas

El Hospital Padre Angel Buodo de la ciudad de General Acha incorporó moderno instrumental, completando un equipamiento para intervenciones quirúrgicas a través de la laparoscopia, que permite acceder a complejas operaciones por medio de un sistema de video con pequeños elementos de precisión.
Para su funcionamiento, se encuentra el equipo profesional encabezado por Gastón Ferreira, junto a los médicos Eduardo Rodríguez y Marcelo Güemes.
La incorporación del instrumental se hizo ante la Asociación Cooperadora del hospital, donado por la cabaña Curacó.
Se trata de un equipo de videolaparoscopía, compuesto con una variedad de pinzas de alta precisión, integrada a una “torre de video” que ya estaba en el hospital.
Con ellas, los profesionales podrán concretar cirugías básicas como las de vesícula, apéndice, hernia, además de permitir a los médicos desarrollar la laparoscopia diagnóstica, que puede determinar si un abdomen agudo puede ser quirúrgico.
Para la intervención se necesita una pequeña incisión por la cual se ingresa una cámara, controlada con monitores externos. Para la intervención, se introducen luego los instrumentos quirúrgicos.

Equipo.
Con una destacada trayectoria en Córdoba, el médico Ferreira, especialista en cirugía plástica reconstructiva, se incorporó al hospital achense por una gestión del director del centro, Jorge Elías Haddad.
Además se desempeña en cirugía general. Por eso ahora se capacitará al personal auxiliar para la videolaparoscopía. “Diría que probablemente la semana que viene estaríamos con las primeras cirugías”, afirmó el profesional, además de que permanecerá en su condición de cirujano plástico y en la cirugía general.
Para la especialidad, Ferreira aseguró que “en principio, a las cirugías laparoscópicas las vamos a hacer entre los tres”, en alusión a los demás médicos del equipo local.
En lenguaje sencillo, Gastón Ferreira definió que entre los elementos recibidos en esta oportunidad se encuentran una óptica, pinzas de distintos tamaños para sostener tejidos, un electrobisturí con propiedades para el corte y coagular vasos que sangren y otra para ligar arterias, con incisiones menores de diez milímetros.

Recomendable.
Como mensaje hacia la comunidad, Gastón Ferreira elogió “muchas ventajas” de la cirugía laparoscópica, como la recuperación postoperatoria, con cirugías pequeñas que evitarían contraer alguna otra enfermedad. Aparte, colabora en el diagnóstico ante el cuadro de un paciente que por un accidente se desconocen eventuales debilidades.
“La laparoscopia abre mucho el panorama y además simplifica el procedimiento. En todo el mundo ya casi no se hace la cirugía convencional, sino por laparoscopia”, ilustró el profesional.
Cerró diciendo que esas intervenciones suponen mejor recuperación, con menos dolor y menos complicaciones.

Compartir