El Indec difundirá mañana la inflación de agosto, sería la más baja en una década

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer mañana los datos del Índice de
Precios al Consumidor (IPC) de agosto, el cual se prevé que sea uno de los datos mensuales más bajos en una década, por efecto de la anulación de la suba de tarifas de gas.
Como antecedentes, esta semana se conoció que la inflación medida por el gobierno de Córdoba el mes pasado fue del 0,28 por ciento, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires se verificó una
deflación de 0,8 por ciento.
La diferencia de más de un punto porcentual entre las mediciones porteña y cordobesa obedece a la diferente ponderación de la anulación del aumento del gas en cada jurisdicción, además del hecho
de que en el área metropolitana se parte de niveles tarifarios más bajos, con lo que la brecha entre los valores viejos y nuevos es mayor.
El fallo de la Corte Suprema de Justicia que obligó al gobierno a dar marcha atrás con el incremento de tarifas del gas a nivel nacional le permitió al gobierno contabilizar un logro en su pelea por reducir el avance del costo de vida.
Así, por ejemplo, la oposición parlamentaria integrada por el Frente Renovador, el GEN y Libres del Sur, entre otras fuerzas, informaron que el denominado IPC Congreso registró una suba de medio punto en el octavo mes del año.
“Este factor explicó que haya alrededor de un punto menos de inflación en agosto: sin considerar la baja en tarifas el IPC Congreso habría arrojado una suba del orden de 1,6 por ciento”, explica
un informe presentado hoy.

“Tendencia a la caída”.
El estudio señala que “en los primeros ocho meses del año la inflación acumuló 30,8 por ciento, registrando un promedio mensual de 3,4”, lo cual, se señala que es “el doble del 2015”.
Aún así, el gobierno procurará mostrar que se trata de una tendencia a la caída más fuerte de la que se viene registrando a lo largo del año.
El ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, hace unas semanas consideró que “la inflación ya no es un problema” al relativizar así el reclamo de los sindicatos por una reapertura de las negociaciones paritarias.
Otros miembros del gabinete, como Rogelio Frigerio, de Interior, y Francisco Cabrera, de Producción, salieron también a señalar que la caída en el ritmo de incremento del costo de vida es
“inexorable”.
Datos del Indec revelan que se concretarse las predicciones privadas, la inflación de agosto sería parecida a la registrada en 2006, en febrero con el 0,4; mayo y junio, 0,5; julio y agosto 0,6 y en noviembre de ese año con el 0,7 por ciento. (DyN)

Compartir