El intendente Hugo Colado será declarado inocente

FISCALES DESESTIMARON CONTINUAR CON ACUSACION POR PECULADO

La defensa de Hugo Colado desarticuló la imputación en su contra y los fiscales desistieron de seguir investigando la denuncia, por lo que ahora el juez se verá obligado a declarar la inocencia del intendente de La Reforma.
Ayer, y de esa manera, finalizó el juicio oral y público que se llevaba adelante para dilucidar la causa en la que se investigaba al jefe comunal por abuso de autoridad, peculado y negociación incompatible con la función pública.
El intendente fue defendido por la abogada Vanesa Ranocchia Ongaro, y los fiscales son Juan Bautista Méndez y Marcelo Amado. El juez de Audiencia es Gastón Boulenaz, quien en las próximas horas deberá dictar sentencia, aunque el desistimiento del Ministerio Público Fiscal naturalmente debe derivar en la declaración de inocente de Colado.

La acusación.
En 2011 un productor de la zona de La Reforma, Martín Fernando Juárez -a la sazón adversario político de Colado-, hizo declaraciones periodísticas (en el diario LA ARENA), que fueron tomados por el fiscal Rafael Alejandro Masó Mendiburu, titular entonces de la Oficina Unica del Ministerio Público Fiscal de 26 de Mayo, quien inició una causa de oficio.
En 2011 se había declarado la emergencia económica en nuestra provincia, y el Ministerio de la Producción -a cargo de Abelardo Ferrán- envió ayuda para que los productores de la zona pudieran mantener sus animales vacunos. Juárez sostuvo en sus declaraciones que el presidente de la Comisión de Fomento aprovechó su cargo para usar los alimentos balanceados y rollos de fardo para dar de comer a su hacienda, y agregaba que Colado se hacía llevar agua a su campo con un equipo municipal.
El jefe comunal, como otros productores, mantenía su hacienda en un mal llamado feed lot -en realidad un hotel de destete precoz- ubicado en cercanías del pueblo, el que es propiedad de la Comisión de Fomento.

Testigos.
En la primera audiencia, la abogada Ranocchia Ongaro sostuvo -entre otros argumentos- que la acusación de Juárez estaba fundada en “motivaciones políticas”, porque aquél militaba en el Frepam y era adversario de Colado.
En la audiencia de ayer declararon testigos de la acusación y de la defensa. Así pasaron ante el juez Boulenaz el ingeniero Pedro Goyeneche, en 2011 director de Agricultura y Ganadería de la provincia; Fernanda González, funcionaria en Extensión Agropecuaria; y productores de la zona de La Reforma, convocados por Fiscalía y la defensa de Colado.
Los productores del pueblo, en general, coincidieron que la ayuda provincial, tal como había afirmado el intendente Colado, les llegaba a todos, y que en definitiva se repartía “de manera equitativa”.
Lo mismo expresaron en cuanto a al distribución del agua, porque en momentos de intensa sequía se decidió llevarla a los vecinos con un tanque que trasladaba un tractor de la comuna. El agua se retiraba de la cisterna municipal, se distribuía a todos y nunca se le cobró por el servicio a ningún productor.

Se cayó la acusación.
Luego de evaluado los testimonios -ninguno convalidó al hipótesis acusatoria-, de verificar las planillas con nombres y apellidos de quienes recibieron la ayuda, resultó evidente que los fiscales no pudieron sostener la acusación, que la teoría del caso se derrumbaba, y anunciaron que no seguirían adelante con el juicio. Esto es que no acusarían a Colado, pidieron que Hugo Colado sea considerado inocente, aunque deslizaron que debía ser por el principio de la duda.
En este punto la abogada Ranocchia Ongaro dijo que “la única solución justa” para el caso es declarar “la absolución lisa y llana” de su cliente, dado que no hay dudas de su inocencia y que además las pruebas aportadas dejaron en claro que Colado no cometió delito alguno.

“Nunca tuvo pruebas”
El intendente de La Reforma, Hugo Colado, que durante el primer día de audiencias del juicio oral y público se había acogido a su derecho de no declarar ante el juez, ayer se prestó a hacerlo.
El jefe comunal explicó aspectos del funcionamiento de la Comisión de Fomento, y con respecto a la ayuda a los productores dijo en qué forma se hacía, y cómo se rendía. Sostuvo que era “imposible” distribuirla de manera discrecional, porque además había controles del Ministerio de la Producción.
Indicó que la acusación de Juárez tuvo connotaciones políticas, porque “nunca tuvo pruebas” y por eso no hizo la denuncia en la Justicia, sino que la formuló en épocas de campaña electoral en forma periodística.