El “Mago” reveló sus mejores trucos

GUILLERMO CORIA DEJO SU SELLO EN UNA CLINICA DE TENIS EN SANTA ROSA

El ex tenista mostró su mejor cara en una jornada intensa, en el Recreo Mercantil y en Estudiantes. Hubo charlas, consejos y, principalmente, sonrisas. Más de un centenar de chicos expusieron su talento, vieron en acción al Mago y se llevaron su recuerdo.
El día comenzó frío, nublado y con amenaza de lluvia. Más de un centenar de chicos de entre 8 y 16 años despertaron con la ilusión de mostrarse ante uno de los talentos más grandes que ha dado el tenis argentino en su historia. Cada uno experimentó en carne propia el cosquilleo en la panza que hasta los grandes sienten antes de cada partido.
Para ellos era una gran final; para los más talentosos, para los trabajadores, para los entusiastas y para los soñadores. Todos iban a tener la posibilidad de interactuar con Guillermo Coria. Estaban a punto de escuchar los consejos de un ‘distinto’, de alguien que despertó la admiración del mundo entero regando con su talento cuanta cancha pisó. Iban a tener la chance de ver cara a cara a un jugador que fue número tres del ranking mundial, pero también alguien que trascendió el tenis, sea por sus altibajos dentro y fuera de los ‘courts’ o por sus interminables encontronazos con Gastón Gaudio, otro de los talentosísimos jugadores de La Legión Argentina. El día había llegado.
Y el “Mago” no falló. Recibió a todos con una sonrisa; los observó como si estuviera mirando una definición entre Novak Djokovic y Roger Federer, pero a la vez bromeó a cada paso, quitándole al tenis ese halo de “rompecabezas” que ha truncado tantas carreras. Los ayudó, los aconsejó y los animó a seguir con su pasión, siempre dejando en claro que aún hay mucho camino por recorrer.
Y poco a poco los chicos fueron dejando de lado ese nerviosismo que se genera al “rendir un examen”, para terminar la jornada con sus rostros iluminados, cantando por uno u otro en el peloteo que Coria hizo junto a Eduardo Schwank, y llevándose una foto o un autógrafo como recuerdo. El sol, cómplice, ya calentaba la tarde. Mientras todos se iban con la satisfacción de haber vivido un sábado “mágico”.

Nuestro Tenis.
La clínica, enmarcada en el programa “Nuestro Tenis” que lleva adelante la Secretaría de Deportes de la Nación que encabeza el pampeano Carlos Javier Mac Allister, comenzó bien temprano en las canchas del Recreo Mercantil y terminó entrada la tarde en el Club Estudiantes.
En esos dos complejos, ante más de un centenar de jóvenes entusiastas, Coria volcó su experiencia junto a su equipo de trabajo, compuesto entre otros por el también internacional Schwank, otro de los buenos jugadores del tenis argentino de los últimos tiempos.
Las actividades consistieron en movimientos y evaluaciones físicas y técnicas, mientras el “Mago” y los suyos iban aportando diferentes ‘tips’ para que tanto los chicos como sus entrenadores puedan ir sumando herramientas a su desarrollo.
Esa es justamente la idea del programa, que alcanza a chicos de entre 8 y 16 años de todo el país, a quienes se busca potenciar con estas clínicas intensivas que antes solamente eran potestad de los más destacados, porque sólo ellos eran recibidos en academias en Buenos Aires o en la Asociación Argentina de Tenis (AAT).
“Acá miramos a todos, a los que juegan bien y a los que tienen más dificultades”, aclaró una y otra vez Coria, quien a lo largo de toda la jornada no sólo hizo hincapié en las virtudes de los chicos, sino también en la necesidad de capacitar a los entrenadores y concientizar a los padres.
En ese contexto el “Mago” dio la última charla de la tarde en el gimnasio del “Celeste”; hablando del tenista y de su entorno; de las presiones propias y de los demás; de la necesidad de que los chicos puedan desarrollarse sin la urgencia por ganar o ser el mejor.
Unos minutos antes, en una de las canchas de polvo de ladrillo de Estudiantes, el “Mago” había hecho un peloteo ‘feroz’ con Schwank, mostrando la vigencia de sus golpes y, principalmente, dejando en claro que es uno más; aunque con ‘trucos’ diferentes.

Actividad en General Pico.
La clínica que Guillermo Coria y su equipo brindaron ayer en Santa Rosa tendrá hoy continuidad en General Pico, con una capacitación similar en la que se esperan unos doscientos participantes. Las actividades comenzarán pasadas las 9 en Sportivo Independiente y estará dirigida a escuelitas de tenis. Por la tarde, después de las 15, el “Mago” se trasladará a las canchas de polvo de ladrillo de Pico FBC, con entrenamientos para los que ya están en una etapa más competitivas dentro de su desarrollo.