El niño abandonado en un bosque japonés es idolatrado

El niño japonés de siete años Yamato Tanooka, abandonado en un bosque por sus padres y hallado con vida una semana más tarde, salió hoy del hospital como un héroe, saludando a una multitud delante de las cámaras de televisión. Con una gorra de béisbol negra, Tanooka apareció delante del hospital municipal de Hakodate, en la isla septentrional de Hokkaido, mostrándose seguro y girándose con naturalidad de derecha a izquierda.
Con una sonrisa, sostenía una gran pelota de béisbol de papel llena de autógrafos, supuesto regalo del personal médico.
“¡Sí, quiero ir!”, respondió a un periodista que le preguntó si estaba impaciente por volver al colegio. Después de varios minutos de aplausos, su padre lo acompañó hasta un vehículo familiar.
El pequeño Yamato Tanooka, cuya suerte suscitó la emoción de todo el país, fue descubierto el viernes por la mañana en un campo de entrenamiento militar donde se refugió, a 5,5 km del lugar donde sus padres lo obligaron a salir del coche el 28 de mayo, exasperados por su mal comportamiento. 

Porque se portaba mal.
El niño japonés de siete años abandonado en un bosque de Hokkaido porque se portaba mal aceptó las disculpas de su padre, aseguró su progenitor en una cadena de televisión.”Le dije Papá te ha hecho vivir momentos muy duros, lo siento mucho”, explicó Takayuki Tanooka, de 44 años, en una entrevista a la cadena TBS.”Y mi hijo me respondió: No pasa nada papá, te perdono”.
Tanooka, cuyo caso conmocionó a todo el país, fue encontrado el viernes en un campo de entrenamiento militar donde se había refugiado, a 5,5 kilómetros del lugar donde sus padres lo habían abandonado el 28 de mayo, molestos por su comportamiento cuando iban en coche. Cerca de 200 soldados, bomberos, policías y voluntarios trabajaron en las tareas de búsqueda. (NA)

Compartir