El nuevo misil norcoreano podría alcanzar bases de Estados Unidos

Corea del Norte aseguró haber probado con éxito un nuevo tipo de misil, que según algunos analistas occidentales, podría ser capaz de alcanzar bases estadounidenses en el Pacífico.
Tras el ensayo, Estados Unidos y Japón pidieron convocar una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU, que podría celebrarse el martes.
Por su parte, el presidente ruso, Vladimir Putin, calificó este lunes el lanzamiento de “contraproducente y peligroso”, pero también pidió que se deje de “intimidar a Corea del Norte” y abogó por una solución pacífica.
El misil lanzado por Corea del Norte constituyó la prueba exitosa de un nuevo modelo de cohete, aseguró este lunes la prensa estatal en Pyongyang.
Se trató de “un misil estratégico de medio a largo alcance recién desarrollado Hwasong-12”, indicó la agencia oficial KCNA, precisando que el líder norcoreano, Kim Jong-Un, “supervisó personalmente el lanzamiento de este nuevo modelo de cohete”.
Algunas fotos lo muestran en un hangar cerca del misil y en otras aparece aplaudiendo junto a oficiales después del disparo.
Se trata del segundo lanzamiento de misil en cerca de dos semanas y el primero desde que el presidente Moon Jae-in llegó al poder en Corea del Sur.
La prueba estaba destinada a examinar “los detalles técnicos y las características” de un nuevo tipo de cohete, “capaz de transportar una carga nuclear grande y poderosa”, asegura KCNA.
El misil realizó la trayectoria prevista, alcanzando una altura de 2.111,5 kilómetros y cayendo a 787 kilómetros de distancia del punto de lanzamiento, “precisamente donde se quería”, agrega la agencia oficial norcoreana.
Ello indicaría que este misil puede tener un alcance de 4.500 kilómetros, según los expertos.
El misil se mantuvo en el aire durante una media hora, antes de caer en el mar de Japón, situado entre los dos países, según el portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga.
Otro misil de prueba lanzado en marzo también cayó en una zona muy cercana a Japón, desatando alarma en Tokio.