Un pampeano representó al país en el Mundial de Qasaq Kuresi

David Villarreal, un joven santarroseño de 29 años, formó parte este fin de semana de la delegación argentina que participó del Mundial de Qasaq Kuresi, un arte marcial tradicional kazajo, que se llevó a cabo en Astaná, ciudad capital de Kazajistán. Villarreal fue uno de los tres deportistas argentinos que desarrolló un gran nivel en una disciplina que está en expansión por todo el mundo.
El joven, profesor de Filosofía de la Universidad de Buenos Aires (UBA), dialogó con LA ARENA, y relató lo que sin dudas fue una gratificante experiencia en una interesante rama del arte marcial.

Tradición.
El Qasaq Kuresi es un deporte de contacto tradicional de Kazajistán cuyos combates se desarrollan por rounds entre dos competidores dependiendo del peso. Los adversarios se enfrentan de pie con el objetivo de poner la espalda del contrario contra el suelo.

Combates.
El Mundial se desarrolló este sábado y domingo. David, desde la capital kazaja, dijo que el objetivo de este certamen internacional radicó en hacer crecer a la ciudad de Astaná.
Especializado en la especialidad Muay Thai (donde participó de los primeros Juegos Olímpicos) y en Combat Sambo, el pampeano combatió en el Mundial de Qasaq Kuresi contra su par de Lituania y quedó eliminado. Este deporte es por eliminatorias. “Es decir si perdés tu primera pelea quedás eliminado”, aclaró. Otro de los representantes de la delegación argentina también quedó eliminado en la primera fase y el otro deportista argentino pasó a semifinales donde luego quedó eliminado.

“Por vos y por los demás”.
Villarreal resaltó lo vivido a nivel humano en este tipo de competencias. “Cuando uno viaja, sea el deporte que sea, se encuentra con el apoyo de la familia, de los amigos, de las personas que a uno lo conocen de La Pampa, de Buenos Aires, que siempre apoyan y están al tanto de cómo le va a uno: eso se siente, es una motivación, y llena de gratitud, es lindo competir”, destacó. Y amplió: “Uno cree que no hay nada a cambio después de tanto entrenamiento pero después se disfruta de la devolución y sentís que lo estás representando a ellos, lo hacés por vos y por los demás”.

Sambo.
El deportista pampeano ahondó en diversas especialidades de las artes marciales. Y una de ellas, quizás la más reconocida a nivel mundial, es el Sambo. En la actualidad, esta disciplina crece y crece y todo es debido al trabajo incansable de estos deportistas que buscan extender una pasión cada vez más habitual en Argentina. “El Sambo está creciendo en el país gracias al esfuerzo de Juan Pablo Melo, presidente de la Federación Argentina de Sambo”, sostuvo Villarreal quien fue medalla de Bronce de Sambo en el último Panamericano que se llevó a cabo en Colombia.

Espacio exclusivo.
“Por suerte este tipo de deportes, como lo es el Sambo, que tiene dos modalidades de combate (Sport y Combat) está creciendo en el país y ahora apuntamos a crear en Buenos Aires un espacio dedicado de manera exclusiva a la enseñanza y a la practica de este deporte”, sostuvo David quien emprendió este lunes el vuelo de regreso a Capital Federal.
FOTO: David Villarreal (azul) en plena competencia de Combat Sambo (Panamericano de Colombia)