El Papa levantó la excomunión al cura que inspiró a Graham Green

RAUL MARTURET

El papa Francisco levantó, post mortem, la excomunión al padre Raúl Marturet, quien falleció el 15 de abril de 1989. La información fue dada a conocer por el Diario Norte, de Corrientes. La historia de vida de Marturet inspiró al novelista Graham Greene, quien escribió “El cónsul honorario”.
Según, el medio ya mencionado la noticia fue confirmada el pasado martes por su hermano Mario Alfredo Marturet, de 90 años, en el despacho privado del arzobispo de Corrientes, Andrés Stanovnik, en presencia de este y del vicario general de la Arquidiócesis de Corrientes, José Billordo.
Cabe recordar que a mediados de agosto de 1970, en el Vaticano, un tribunal especial formado por tres integrantes de la Sacra Rota Romana había confirmado la pena de excomunión, formulada contra el sacerdote “tercermundista” Raúl Marturet, por el arzobispo Francisco Vicentin.
Marturet nació en Mocoretá, el 21 de agosto de 1925. Hizo la escuela primaria en la ciudad entrerriana de Chajarí. Más tarde, después de trabajar en el campo, viajó a Buenos Aires, donde fue obrero metalúrgico y oficinista.
De regreso en Corrientes integró el Consejo de Educación y el Banco Popular y se sumió en el sacerdocio, al que ya se había sentido inclinado en su niñez. Tenía 24 años cuando el 15 de diciembre de 1957, en Monte Caseros, se ordenó.
Con cuatro sacerdotes, Tiscornia, Niella, Casco y Babín, emprendió el Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo. Sin embargo, por su militancia social, fueron tildados de rebeldes, violentos.

Inspiración.
De Santo Tomé fue trasladado a Corrientes por el Arzobispo Vicentín, donde dirigió el internado de estudiantes, Pensionado Católico. A la vez, fue designado párroco de la Iglesia Santa Ana de los Guácaras.
Luego, el Padre Marturet -como aún se lo llama – fue destinado a la capilla -ahora Parroquia- San Juan Basutista, hasta que en la Semana Santa de 1970 cuando expulsado de allí por el alto prelado al ser excomulgado junto a dos compañeros.
Esta drástica medida siguió a una acción de ‘amparo’ tramitada por Marturet ante el Juez Raúl Otero, como recurso ante un constante asedio policial y el espionaje. El avance de las investigaciones incluyeron el arresto domiciliario del propio Arzobispo. La excomunión del Padre Marturet significó un hito, un antes y un después en la Iglesia Católica de Corrientes.
La historia de Marturet inspiró incluso hasta al famoso novelista Graham Greene que llegó a Corrientes para entrevistarlo y, con su vida escribir la novela ‘El cónsul Honorario’, llevada más tarde al cine. También fue visitado por el periodista Rodolfo Walsh, asesinado más tarde por la dictadura. Desde entonces, se dedicó al periodismo y fue un brillante cronista parlamentario. A la vez ocupó la Secretaría Gremial del Sindicato de Prensa. Falleció en abril de 1989.

Compartir