El Partido Popular y Ciudadanos firmaron un acuerdo a favor de la reelección de Rajoy

El Partido Popular (PP) y el liberal Ciudadanos firmaron hoy un acuerdo para votar a favor de la reelección de Mariano Rajoy que no será suficiente para que el líder conservador logre superar la sesión de investidura de la próxima semana sin la abstención de los socialistas del PSOE, que mantienen su veto.
Con este pacto, que incluye un plan de choque social para revertir recortes, los líderes de ambas fuerzas, Rajoy y Albert Rivera, pretenden presionar al Secretario General del PSOE, Pedo Sánchez, para que abandone el “no” y desbloquear así la formación de gobierno en España tras más ocho meses de incertidumbre.
Rajoy se reunirá mañana mismo con Sánchez para intentar abrir una negociación, según anticipó Rivera en conferencia de prensa en el Congreso de los Diputados tras rubricar junto a Rajoy el acuerdo.
“Hemos cumplido con nuestra obligación, ahora falta que los demás también cumplan”, aseguró Rajoy, que compareció ante la prensa después de Rivera, y destacó que si bien irá esta semana al Parlamento con 170 votos a favor, no serán suficiente para sacar adelante su reelección.
“Este acuerdo es muy positivo porque España necesita un gobierno. Los 170 escaños es una cifra importante pero no suficiente para cambiar la situación de anomalía total y volver a la normalidad”, remarcó.
En la misma línea, Rivera recordó que el acuerdo se queda a “seis escaños de la mayoría absoluta” -137 del PP y 32 de Ciudadanos y 1 de Coalición Canaria- por lo que “esperamos que podamos convencer a otros partidos de que esto es necesario”.

“Reformas”.
En ese sentido, Rivera subrayó que “de las 150 reformas” contenidas en el pacto suscrito con el PP “100 las firmamos Pedro Sánchez y yo”, en referencia al acuerdo que su partido alcanzó con el PSOE luego de las elecciones del 20 de diciembre del año pasado.
Ese pacto tampoco fue suficiente para que Sánchez sea elegido presidente del gobierno, por el voto en contra del PP y Podemos, lo que derivó en la repetición de los comicios el pasado 26 de junio.
“Nosotros preferimos ser motor y no obstáculo. Teníamos dos objetivos, pedir cambio y desbloquear a España”, añadió Rivera, quien antes de empezar a negociar hizo firmar al PP un pacto anticorrupción.
“Pido una reflexión (al PSOE). Casi un año sin gobierno, dos elecciones celebradas, es suficiente para no colmar más la paciencia de los españoles”, subrayó el líder de Ciudadanos.
Entre los compromisos alcanzados, PP y Ciudadanos introducirán un complemento salarial para las personas con los sueldos más bajos, reformas de empleo, medidas para despolitizar la Justicia, lucha contra la corrupción y para recuperar el dinero de la polémica amnistía fiscal de Rajoy.
“Ciudadanos ha logrado que el nuevo centro arrastre ala vieja derecha y vieja izquierda”, celebró Rivera.
El líder conservador acudirá el próximo martes a la sesión de investidura con 170 votos a favor, los del PP, Ciudadanos y Coalición Canaria. Sin embargo, esos apoyos no le alcanzan para resultar elegido presidente del gobierno.
Rajoy, quien se encuentra en funciones desde las elecciones de diciembre del pasado año, debe llegar a los 176 -mayoría absoluta- en primera votación que tendrá lugar el 31 de agosto, o cosechar más votos favorables que en contra 48 horas después, el 2 de septiembre.
Sin la abstención del PSOE, que por el momento no se mueve del “no” a Rajoy y tampoco se muestra dispuesto a explorar un gobierno alternativo, España no podrá evitar la celebración de unas terceras elecciones generales consecutivas, algo inédito en democracia. (Télam)