El presidente de la FIFA asegura que cobrará “menos de 1,8 millones de euros” al año

El nuevo presidente de la FIFA, Gianni Infantino, percibirá menos de “los dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros) de los que habla la gente”, lo que supone una suma inferior a los emolumentos de su predecesor, Sepp Blatter, indicó este domingo en un periódico suizo.
Aunque aún “no se ha establecido”, el salario de Infantino “será inferior a los dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros) de los que habla la gente”, explicó el italosuizo de 46 años al periódico Blick.
La cuestión de su salario fue escrutada con lupa desde las revelaciones sobre enriquecimiento personal de varios dirigentes de la instancia mundial del fútbol, entre ellos Sepp Blatter, quien percibió 3,28 millones de euros en 2015, según precisó la FIFA el martes.
En junio, los medios alemanes afirmaron que Infantino había rechazado la remuneración que se le propuso, juzgándola insuficiente.
Las primeras negociaciones con la comisión de Remuneración, encargada de definir los honorarios de los dirigentes, fueron “insultantes”, y “completamente arbitrarias”, explicó Infantino.
Esta comisión está formada por tres personas, entre ellas el italiano Domenico Scala, presidente de la comisión de Auditoría y Conformidad de la FIFA, y personaje clave en las reformas emprendidas desde la revelación del escándalo a gran escala.
El presidente de la FIFA desde febrero, Gianni Infantino, quien se vio envuelto en una serie de acusaciones de conflicto de intereses, salió airoso el pasado en agosto al ser absuelto por la Comisión de Ética.
Las investigaciones se centraron sobre todo en los vuelos de avión efectuados por Infantino y una disputa contractual entre el italo-suizo y la FIFA, organización de la que es presidente desde el pasado 26 de febrero de 2016. (AFP)