“El presupuesto del STJ no llega al 3,5 % del total”, dijo Fernández Mendía

“Históricamente nuestro presupuesto ha sido por demás austero”, dijo el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Eduardo Fernández Mendía ante los diputados de la comisión de hacienda de esta Legislatura, al comenzar a evaluar la partida presupuestaria dispuesta para la Justicia en el proyecto del Poder Ejecutivo para el año venidero. “Siempre hemos tenido en términos porcentuales la mitad del presupuesto del que gozan provincias como Río Negro o Neuquén”, se lamentó el ministro, al revelar que lo estipulado para 2017 es de ochocientos setenta y un millones de pesos.
Según Fernández Mendía “los organismos internacionales sugieren que el porcentaje de presupuesto para la justicia no debe ser nunca menor al cinco por ciento y, de hecho, en las provincias patagónicas es del 6 por ciento…sin embargo en La Pampa se destinará sólo un 3,4 por ciento del presupuesto total de la provincia”.
“Entendemos que la situación que nos ha planteado el poder político de que realmente las arcas del Estado no están como uno quisiera –manifestó el ministro- que la economía nacional ni la provincial están en su mejor momento, comprendemos esa situación, pero tenemos una visión distinta”, aseguró.
“En un Estado eficiente tendría que poder dialogarse entre los tres Poderes en cuanto a la gestión de los recursos”, afirmó Fernández Mendía.

“Más personal”.
Inmediatamente reveló que el STJ había solicitado incrementar el personal de magistrados, funcionarios y empleados en 77 cargos -uno, nueve y diecisiete, respectivamente- e incluso el proyecto del STJ solicitaba “para dar cumplimiento eficientemente con las pautas de ascenso establecidas por disposición de la subsecretaría de trabajo” 97 cargos más.
Ante esa demanda el proyecto de presupuesto del Poder Ejecutivo le respondió con el otorgamiento de 29 cargos, “con lo que se puede decir que hemos tenido suerte porque a otros sectores no le han dado. Así que en ese sentido no nos quejamos, es más estamos agradecidos, pero más agradecidos estaríamos si nos hubieran permitido participar de la determinación de la distribución de esa provisión. Con las limitaciones que hay tendríamos que poder ver entre todos cómo podemos optimizar”, dijo Fernández Mendía.
El ministro también señaló que “algunas partidas no contemplan las reales necesidades del Poder Judicial, por ejemplo en el rubro alquileres, ustedes saben que estamos alquilando varios locales y que este año es un año de renovación y seguramente ningún propietario nos va aumentar sólo un 11 o 15% como estipula el presupuesto”.
“Si nos vemos obligados a mantener reuniones mensuales si no quincenales con el Poder Ejecutivo para ir resolviendo cuestiones ligadas al funcionamiento y economía de nuestra Justicia, es un indicio de que algo no está andando bien”, aseguró Fernández Mendía.