El programa de alumnos en juicios se extendió a General Pico

Esta mañana comenzó a implementarse, en la II Circunscripción Judicial, con sede en General Pico, el proyecto del Superior Tribunal de Justicia que promueve un acercamiento real de la Justicia a la sociedad a través de la presencia de alumnos secundarios en juicio orales y públicos.
La primera escuela que concurrió a observar un debate, en el Edificio Judicial de esa ciudad, fue el Centro Educativo Los Caldenes. Asistieron 33 estudiantes de quinto y sexto año junto al profesor José Ignacio Koncurat.
Ellos vieron in situ la jornada inicial del juicio por el homicidio ocurrido el 20 de diciembre del año pasado en el barrio Indios Ranqueles, de General Pico. Escucharon el relato del imputado y de siete testigos, varios de ellos directos porque estuvieron en la escena del hecho, y luego conversaron e intercambiaron preguntas y respuestas con los tres jueces del Tribunal de Audiencia que está llevando adelante el proceso, Marcelo Pagano, Carlos Federico Pellegrino y Florentino Rubio.
Los magistrados, una vez concluida la audiencia y en un tono coloquial, aclararon las dudas de los alumnos y explicaron cuestiones relacionadas con el procedimiento penal.
Esta iniciativa tuvo su punto de partida a mediados del año pasado en la I Circunscripción Judicial, con asiento en Santa Rosa. Hasta ahora concurrieron a juicios orales y públicos y audiencias de formalización alrededor de 700 estudiantes de 16 años o más –es la edad mínima que estipula el Código de Procedimiento Penal de La Pampa–, no solo de colegios santarroseños sino del interior.
Con la sumatoria de la II Circunscripción Judicial al proyecto, el STJ busca que los establecimientos educativos de General Pico y zonas aledañas se interesen en la propuesta. La ampliación del radio de cobertura tiene relación directa con los costos altos que deben afrontar las escuelas para trasladarse lejos de sus áreas de residencia. Por eso también ya se está pensando en una alternativa novedosa para llegar a colegios que están alejados geográficamente de los dos principales centros urbanos de la provincia.

Objetivos.
El proyecto cuenta con el respaldo del Ministerio de Cultura y Educación, a través de la Dirección General de Educación Secundaria, y tiene como objetivo general el de contribuir a la formación ciudadana de alumnos que están muy cerca de cumplir la mayoría de edad; concienciarlos acerca del respeto a la ley, como así también de sus derechos, deberes y obligaciones; e inculcarles el valor justicia.
A su vez sus objetivos específicos son los de lograr que estos jóvenes observen en forma personal cómo actúan jueces, fiscales, defensores oficiales, abogados particulares, querellantes y testigos frente a hechos que, en muchos casos, se reflejan en los medios masivos de comunicación. Y también a que, mínimamente, puedan formarse una idea propia de cómo funciona el Poder Judicial.
Los estudiantes del Centro Educativo Los Caldenes que concurrieron al debate fueron Juan Pablo Ghigliazza, Bautista López Lariguet, Jerónimo Maglione, Juan Ignacio Matilla, Catalina Carcaterra, Catalina Cardinali March, Manuela García, Lucía Mailén Guaycochea Leone, Victoria Iriarte, María Podesta, Anabella Rosello, Juana Sáenz Cavia, Candela Sorba y Alina Torta Aimar, de sexto año.
Por quinto año asistieron Nicolás Caletti Fisher, Agustín Chamorro, Tomás Chiosso, Gino Matías Ghione, Eloy Heinz Millapan, Giuliano Lacasa, Carlos Jeremías Portiglia, Gonzalo Savid, Juan Alejo Torres Urtiaga, Joaquín José Tosso, Delfina Andrés, Martina Lara Noemí Arriola, Yasmín Brisbane, Lucía Camerlinckx, Macarena Cerda, Gina Mailén Destouches, Agostina Gobbini, Ana Josefina Misa y Solana Moiraghi.