El Sempre pone en funcionamiento las nuevas credenciales magnéticas

El Sempre pondrá en marcha nuevas credenciales magnéticas (similares a las tarjetas de créditos), eliminando de esta manera al carnet actual. Esto adelantó el gerente general de la obra social, José Giacobbe, manifestando que “todos los afiliados de la obra social pasarán a tener una tarjeta con una banda magnética, por lo tanto se eliminarán los carnet actuales”. Señaló que en forma gradual se comenzará a validar las prestaciones, “a través de aquellos prestadores que se vayan conectando a este sistema de validación on line con la obra social”. Previó que este proceso “llevará un tiempo gradual de implementación que estimamos en 2 años y medio o 3, según la experiencia que han tenido la mayoría de las obras sociales que lo han hecho”.
Para ello desde hace 3 meses se contrató una empresa privada que está trabajando con Sempre, y “ya nos hemos reunido con el Colegio Médico, con la Asociación de Clínicas, Colegio de Bioquímicos, que serían los primeros con quienes comenzaríamos esta validación”.
El gerente sostuvo que esto significa un beneficio importante para el afiliado porque ya no tendría que pasar por la obra social a autorizar muchas de las prestaciones que hoy lo requieren, ni tampoco tendría que comprar el bono consulta en la farmacia, porque directamente yendo al prestador con la tarjeta, este mismo la valida y sabe si está en condiciones de acceder a la consulta.
“La idea es achicar tiempos, simplificar, ordenar, permitir que la obra social tenga una información en tiempo real y también darle al prestador una herramienta de gestión que sea un poco más ágil”, sostuvo Giacobbe quien agregó que “esto es algo que para las tres partes que conformamos el sistema de salud (prestador, obra social y afiliado) nos da una gran utilidad”.

Formularios terapéuticos.
En cuanto a la actualización de los formularios terapéuticos, lo cual se realiza generalmente una vez al año, Giacobbe recordó que ya se hizo en el mes de julio, oportunidad en la que se actualizó todo el formulario con un reconocimiento significativo en cuanto a la cobertura que se venía dando y la que se comenzó a dar a partir de ese momento. “Como todas las oportunidades se incorporan drogas y medicamentos nuevos, con nuevos nombres comerciales, siempre tratando de ampliar las posibilidades de cobertura que tiene el medicamento para los afiliados”.
Este año se hizo también la actualización del nomenclador de prestaciones médicas y de prestaciones bioquímicas, “en abril se incorporaron 300 prestaciones médicas al nomenclador de la obra social muchas que no estaban reconocidas hasta ese momento, mientras que otras sí, pero por la vía de excepción”, pero aclaró que desde el punto de vista médico “correspondía que se reconocieran, ya que tienen que ver con la innovación tecnológica con lo cual se llega a mejor diagnóstico, por ejemplo cirugías por vía laparoscópica. Abarcamos varias prestaciones que consideramos era importante incorporar dentro del nomenclador”. Similar situación se hizo con las prestaciones bioquímicas a principio de año.
Ahora dijo que se está trabajando respecto de prótesis y ortesis “para terminar de definir este nomenclador también con el mismo criterio, permitir al afiliado mejorar la cobertura y regular el precio también”. En ese sentido consideró que muchas veces no había un valor de mercado con lo cual lo ponía el prestador y el afiliado debía hacerse cargo, “no había una forma regulada a través de un nomenclador valorizado”.

Capacitaciones.
Por otra parte el titular de la obra social de La Pampa se refirió a una capacitación de acompañante domiciliario que se comenzó a dictar desde mediados de año. “Esta figura se viene reconociendo desde hace un tiempo, como toda aquella persona que acompaña a un afiliado que por algún problema de salud o edad no puede autovalidarse, con lo cual requiere de un acompañamiento temporal”.
Para ello se creó una capacitación integral “para aquellas personas que pensaban en brindar esta prestación, lo cual también es una salida laboral”.
Con ese fin se hizo un convenio con la UNLPam y en agosto se comenzó con esta capacitación en Santa Rosa y en General Pico la que cuenta con alrededor de 150 personas capacitándose hasta fin de año. Pero ante la gran demanda “ya que no llegamos a abarcar todo el cupo, posiblemente se repita el año próximo”.
Comentó que participan en la misma distintas entidades que tienen que ver con el acompañamiento como la Dirección de Discapacidad, la Dirección de Adultos Mayores, Ministerio de Salud, PAMI, además de gente del SEMPRE y de la UNLPam “y hasta ahora se han visto muy buenos resultados, la gente está muy conforme”. Finalmente aclaró que dicha capacitación es totalmente gratuita.