El vicepresidente de Bolivia dice que Chile es un país “pirata y camorrero”

Bolivia acusó a Chile de incurrir en prácticas buscapleitos y “piratas”, un día después de que su canciller realizó una polémica visita no oficial a puertos chilenos en medio de denuncias de irregularidades contra transportistas de carga bolivianos.
“Eso (los maltratos) no es de un país democrático del Siglo XXI, eso corresponde a un país pirata que usa las prácticas de los siglos XIX, XVIII, XVII”, afirmó en conferencia de prensa el vicepresidente boliviano Álvaro García, que también calificó al Estado vecino de “camorrero” (buscapleitos).
“Lamentablemente, las autoridades chilenas han llevado su diplomacia a tiempos del matonaje y la piratería como regla”, señaló. Bolivia presentó ante el cónsul chileno en La Paz, Manuel Hinojosa, un reclamo formal por lo que consideró un “maltrato” a la comisión encabezada por el canciller David Choquehuanca.
El jefe de la diplomacia boliviana realiza, desde el domingo pasado hasta este miércoles, una inspección de los puertos chilenos de Arica y Antofagasta, al extremo norte de Santiago, dos de los puntos principales del comercio de exportación e importación que Bolivia puede usar por disposición de un tratado bilateral.
La inspección -que para Chile no se realiza utilizando mecanismos oficiales ni diplomáticos- se desarrolla a partir del reclamó de transportistas bolivianos alegando que sufren maltratos en los controles aduaneros y un aumento en los costos de estibaje.
Choquehuanca aseguró que fue maltratado en Arica, donde esperó horas para entrar al puerto.
De su lado, su colega chileno Heraldo Muñoz sostuvo que la visita tenía un objetivo propagandístico y busca dañar la imagen de Chile en el exterior. También presentó su queja al cónsul boliviano.
El presidente Evo Morales expresó en su cuenta de la red Twitter que “la visita del canciller destapó todo: maltrato a los bolivianos, la discriminación, e incumplimiento con normas internacionales de comercio”.
“No va a quedar simplemente en una denuncia de maltrato, vamos a utilizar los mecanismos legales internacionales correspondientes en el ámbito jurídico y económico que Bolivia tiene a su disposición, para denunciar y exigir una modificación de ese comportamiento y de esa actitud del gobierno de Chile hacia Bolivia”, indicó García.
El incidente ocurre en momentos en que ambos países están envueltos en dos litigios en la Corte Internacional de Justicia de La Haya: uno por la salida de Bolivia al mar perdida en una guerra a fines del siglo XIX y otro por el uso de las aguas del fronterizo Silala, que para Santiago es un río internacional pero para La Paz de trata de un manantial en su territorio que fue desviado artificialmente.
Ambos países carecen de relaciones diplomáticas desde 1978 y apenas mantienen vínculos a nivel de cónsules. (AFP)