El voley no pudo

La Selección argentina masculina de voleibol perdió esta noche por 3-1 frente al local Brasil por los cuartos de final de los Juegos Olímpicos y quedó eliminada de la lucha por las medallas en Río 2016.
Los dirigidos por Julio Velasco estuvieron a la altura de las circunstancias, pero el destino quiso que tras ser primeros de grupos enfrente a Brasil, que se impuso con parciales de 25-22, 17-25, 25-19 y 25-23.
Ante una multitud de brasileños que copó el Maracanazinho, Brasil, que había pasado con angustia la fase de grupos, supo jugar mejor los puntos clave de cada set y se quedó con un triunfo que lo deposita en las semifinales, en las que se medirá con Rusia.
Argentina dominó el comienzo del primer parcial, pero a partir de una dolencia de Facundo Conte en el tobillo derecho, Brasil equilibró las acciones y en la recta final pasó a dominar para llevarse el set por 25-22 en 27 minutos.
El segundo set fue claramente para los albicelestes, que se impusieron 25-16 en 24 minutos con trabajos destacados de Cristian Poglajen y Conte, quien ya había vuelto a la cancha en el cierre del primer parcial.
Aprovechando errores no forzados del adversario, Brasil se puso el frente 4-0 en el principio del tercer parcial y ésa terminó siendo la diferencia en el resto del tramo. Así lo terminaron perdiendo 25-19 en 28 minutos.
Argentina arrancó mejor en el cuarto set y llegó a sacar tres puntos de diferencia (6-3), pero al promediar el segmento Brasil equilibró y a partir de entonces fueron palo y palo hasta el final hasta que con un remate de Wallace de Souza Brasil sacó dos de ventaja (20-18).
La Selección albiceleste logró igualar con un buen bloqueo para ponerse 22-22, pero, en la primera oportunidad que dispuso para ganar el encuentro, Wallace no falló y le dio el triunfo a su escuadra tras una hora y 46 minutos de juego.
Fue el cierre de un torneo agridulce para el equipo de Julio Velasco, que hizo una muy buena fase inicial en la que ganó cuatro partido y perdió sólo uno.
Pero en los cruces ligó al local y en una noche con intermitencias quedó al margen del certamen, para cerrar un fructífero ciclo olímpico, que deberá mantener para buscar revancha en Tokio 2020. (NA)

Compartir