Eliminatorias: Argentina perdió con Paraguay y se complica

El seleccionado argentino de fútbol, sin Lionel Messi, volvió a decepcionar esta vez con el peso de una derrota ante Paraguay 1-0 como local que lo deja por ahora en la plaza de repechaje de las Eliminatorias del Mundial de Rusia 2018.
Si bien Argentina estaba en ese puesto, Paraguay se le acercó a un solo punto y para el conjunto de Edgardo Bauza se le viene Brasil en alza en Belo Horizonte.
Con el gol de Derlis González a los 17 minutos Paraguay logró su primera victoria como visitante de Argentina en eliminatorias.
El sabor amargo se profundiza porque tuvo un penal al minuto del segundo tiempo, y Sergio Aguero lo desaprovechó.
Argentina volvió a dejar una pálida imagen y demostró que no encuentra soluciones cuando no cuenta con Messi, su as de espadas y sin el cual tan solo pudo ganar un encuentro en el certamen.
El primer tiempo inició con Argentina intentando asumir el protagonismo, pero Paraguay, con un buen planteo, presionó a Javier Mascherano y Éver Banega, complicando el primer pase y haciendo que el local luciera partido entre su defensa y su ataque.
Aun así, a los 9 minutos Ángel Di María tuvo la primera chance del partido con un remate desde afuera del área que se desvió en Gustavo Gómez y obligó a una esforzada atajada de Justo Villar.
Di María, en sintonía con sus últimas actuaciones, inició varios arrestos individuales que chocaron una y otra vez con la defensa rival.
En una de esas acciones se originó una contra paraguaya iniciada por Ángel Romero, quien ante un fallido cierre de Mascherano y Musaccio, adelantó para Derlis González que tras la carrera convirtió junto al primer palo del arco de Romero.
Iban 17 minutos y Argentina inició el sufrimiento no solo por el resultado en contra sino porque Paraguay tuvo en los pies de los hermanos Angel y Oscar Romero y de González la claridad que Argentina no tuvo en la primera etapa.
A los 22, Di María tuvo la chance de redimirse, pero su remate golpeó el poste izquierdo y salió.
Paraguay siguió explotando la velocidad de sus atacantes y a los 28, tuvo una jugada en la que tras un inicio de González por derecha, Oscar Romero remató violentamente llegando por la otra banda, pero Sergio Romero desvió el envío.
Apenas iniciado el segundo capítulo, la pelota pegó en el brazo extendido de Paulo DA Silva en el salto, pero Agüero, para completar otra frustrante labor, remató débil a la izquierda del veterano arquero Justo Villar, que se convirtió en figura al quedarse con la pelota que a la postre significó el triunfo.
Gonzalo Higuaín, que también hizo muy poco, fabricó una llegada a los 3 con una corrida hacia el arco, pero Villar nuevamente se hizo grande para quedarse con el remate.
Paulo Dybala, el niño mimado que fue pedido desde el primer tiempo por el público cordobés tuvo su primer acercamiento con un remate desde lejos al que se aferró por ausencia de socios d juego. Villar dio rebote e Higuaín tampoco acertó a un metro del arco.
Llegó el final sin lucidez y el público que había apoyado despidió el equipo con una estruendosa silbatina.
Llegará Brasil en noviembre ya en zona más delicada, con la expectativa de la vuelta de Messi. (DyN)

Compartir