Emprendedor de exportación

La fábrica de autopartes de Carlos Alí dio un salto en su evolución: comenzó a exportar sus productos, hechos enteramente en la provincia, a Brasil. La expansión permitió sumar un empleado a la planta que funciona en el Parque Industrial santarroseño.
Si en algún curso o capacitación es necesario mostrar un ejemplo de emprendedor el nombre de Carlos Alí (53) es el indicado. Un trabajo hormiga e incansable le permitió siempre dar pasos hacia adelante: abrió una Pyme, adquirió maquinaria, sumó innovación, le agregó calidad y no se quedó quieto, por eso hoy las autopartes que fabrica en su empresa santarroseña ya hablan portugués.
“El mes pasado salió un chasis completo con 120 cajas llenas y este mes uno de 156 cajas, con unas 12 mil piezas. Los productos son para las camionetas Toyota Hilux y Volkswagen Amarok, se apunta a ese vehículo y todo está funcionando bien”, cuenta Alí en su negocio de repuestos y autopartes de la avenida Belgrano (el otro funciona en la avenida Luro de la capital pampeana).
Aliar Autopartes le vende a una fábrica de Buenos Aires, Fitam (de las más importantes del rubro), que a su vez exporta al país vecino. El año pasado esa empresa llevó algunos de los productos de la firma pampeana a su stand en la “Automec 2017” que se realizó en San Pablo y que es una de las exposiciones comerciales automotrices más importantes de América Latina.
“Fitam tiene una fábrica argentina y abrió una en Brasil. Ellos vieron que el mercado brasileño se quedó en lo que es la parte autopartista de reposición, no innovaron, entonces vieron la veta y armaron la fábrica allá. Arrancaron el año pasado y tienen entre 500 y 600 clientes allá. En el mercado argentino nos conocemos porque somos pocos los que hacemos estos productos, ellos ya me conocían y vinieron a verme porque querían saber si fabricaba o traía de otro lado. Ellos no se pueden arriesgar, quieren seriedad, así que vieron todo el proceso que hacemos”, contó Alí, dueño de un apodo que lleva desde siempre: El Turco.

Círculo productivo.
El gran avance de Alí con su emprendimiento fue cuando finalmente logró completar todo el círculo: armar la pieza, inyectar, transportar y destinarla a los distribuidores. Su fábrica de autopartes inyecta piezas exteriores de los autos, como soportes de paragolpes, tapas de faro de camionetas y piezas de modelos actuales.
En 2009 Aliar puso en funcionamiento en su galpón del Parque Industrial la primera inyectora de autopartes de la provincia. Con su trabajo obtuvo una herramienta imprescindible para el taller porque le permitió inyectar polipropileno y así terminar el ciclo de fabricación de las piezas.
“Lo que le planteé a la fábrica de Buenos Aires es que a mí me interesa el convenio en tanto y en cuento tenga continuidad. Hacer una venta cada seis meses o un año no me sirve, así que acomodé los precios para que puedan invertir en Brasil. De ese modo a mí me permite evolucionar porque en el mercado de la reposición se necesita mucha variedad de productos”, explicó el empresario y detalló cuál es el proceso de evolución de la rueda productiva.
“Yo hago matricería e inyección propia, es decir que tengo dos ‘fabriquitas’ dentro de la fábrica. Si yo tuviera 30 productos sería la rotación ideal porque generalmente de esos 30 productos son 10 ó 12 los que tienen alta rotación y el resto es de relleno. Yo tengo 12 piezas de las cuales tres marcan el ritmo y el resto acompaña y con esto de Brasil me ayuda a ese ciclo de producción”, añadió Alí sobre un desafío que también tiene el mérito de abrir puertas en un lugar donde suelen estar cerradas.
“Los productos que yo hago también los traen de China, pero en Brasil no los importaron, ellos son muy proteccionistas, no es fácil venderles porque cierran sus mercados y defienden sus fábricas, por eso los dueños de Fitam se instalaron directamente allá y así se facilita todo”.

Respaldo.
Autopartes Aliar se instaló en el Parque Industrial en 2009, una idea que Alí tenía desde hace tiempo y que llevó adelante gracias a su “locura” emprendedora.”Siempre iba a una fábrica y me enloquecía, y me puse ese desafío. A veces sé que estoy medio loco, pero no me gusta estar en una oficina, me gusta el movimiento, el ruido de una fábrica”, aseguró.
Alí destacó que para su crecimiento fue clave el apoyo del Banco de La Pampa al tiempo que valora el capital emprendedor que, según afirmó, “necesita de un empujón para poder emerger”.
“A mí siempre el Banco me dio una mano para todo y puedo decir que hay proyectos muy buenos, de calidad, en la provincia. El tema es que muchos no los pueden cristalizar porque necesitan 3, 4 ó 5 millones de pesos y no pueden garantizar esa plata con lo que tienen, por ende no pueden arrancar. Creo que se podría hacer algo que garantice ese dinero, que le pongan un coseguro entonces así queda todo bajo garantía”, propuso.
Alí completó su idea:”Podría hacerse un pozo común corriente y ahí se paga la cuota. Ante algún inconveniente o si el proyecto no funciona no se pierde la plata y el seguro va para otro que venga con otra propuesta. Creo que es la forma de darle un sello a la provincia, una impronta, sobre todo porque hay cosas muy interesantes, con gente muy emprendedora”.
El espíritu inquieto de Alí siempre lo hace mirar más allá, por eso si la exportación a Brasil se mantiene, la producción puede aumentar y por lo tanto habrá mayor demanda de mano de obra. “Ahora somos tres, se sumó otro muchacho. Mi proyección es hacer dos turnos y si la cosa va bien podría sumar otro empleado. Lo más complicado es la fuerte carga tributaria que hay, pero la mirada siempre está puesta en la expansión, en abrir puertas a lo nuestro”.

Para las más vendidas.
Desde 2015 que Autopartes Aliar vende las punteras de paragolpes de las camionetas VW Amarok, una de las más vendidas en el mercado de las 4×4. Algunos de los productos que la empresa pampeana tuvo en el stand montado por Damián Sotro (“un amigo que me dio una mano que nunca voy a olvidar”) en San Pablo son los fender de Amarok 2010-2017, fender de Toyota Hilux 2005-2011, fender de Toyota Hilux 2012-2014 y punteras de paragolpe de la misma camioneta, la más vendida en la Argentina en los últimos años. “Hay muchos productos, como la tapa del faro auxiliar del Chevrolet Agile y también de los faros auxiliares de la Amarok que me los han pedido. Lo importante es tener variedad porque si la demanda va para alguna dirección determinada vos ya estás preparado”, señaló Alí sobre la fabricación de repuestos ciento por ciento pampeanos.