Empresario chino demolerá el piso que hizo de más

EDIFICIO EXCEDIDO

El propietario del edificio que se está construyendo en la esquina de González y Avenida San Martín Oeste, desmantelará el piso que construyó de más, con lo que retrotrae la situación al plano original, presentado hace más de dos años en la Municipalidad de Santa Rosa.
Ayer una rápida visita a la obra produjo un pequeño contacto con Yuying Lin, pero inmediatamente el ciudadano chino pidió hablar también con un trabajador de la construcción que trabajaba en el lugar, y en cuanto fotógrafo y cronista se distrajeron desapareció de la escena.
Este diario había informado que en esa construcción se debía tirar abajo un piso que se construyó de más sin permiso municipal. Además, entre otras irregularidades se podía ver que la obra carece del cartel que se debe colocar para indicar quién es el profesional que tiene la responsabilidad de la dirección técnica de la edificación. Una ordenanza así lo determina.

Varias irregularidades.
Desde la Dirección de Obras Particulares de la Municipalidad de Santa Rosa, se informó a este diario que la estructura del edificio tiene una irregularidad importante: el permiso habilitante era para levantar planta baja y dos pisos; pero el dueño -un ciudadano de nacionalidad china, poseedor de un supermercado ubicado en la esquina de González y Quintana- decidió que iba a avanzar con uno más. El arquitecto Claudio García, director de Obras Públicas y Catastro, le confirmó a LA ARENA que “se estaba construyendo un piso más, y no es lo que corresponde”.
Constatada la irregularidad se puso faja de clausura a la obra -que fue violada más de una vez por el propietario, aún exponiéndose a las multas c correspondientes-, y se le informó al titular del inmueble que debía readecuar el cálculo estructural.

En rebeldía.
Desde el 12 de octubre de 2016, por orden municipal la obra se detuvo. No obstante una inspección posterior constató que “se ha continuado con la ejecución de la obra, haciéndose caso omiso a la paralización encomendada mediante acta 8292/16”. Un nuevo control sostuvo que correspondía “sancionar al profesional a cargo de la dirección técnica de la obra, maestro mayor de obra Jorge Daniel Orozco” de acuerdo al Código de Edificación Vigente.
Yuying Lin se comprometió a comprar las dos casas linderas -sobre calle González- para que sirvieran como playa de estacionamiento, de acuerdo a lo que prescribe la reglamentación.
Al parecer la urgencia en contar con el inmueble -empezando por poder utilizar la planta baja, ya alquilada para poner una regalería-, hizo que Yuying Lin dispusiera retrotraer la situación al momento de empezar a construir. En esa oportunidad el arquitecto Cristian Flekestein -fue el antecesor de José Luis Orozco en el proyecto edilicio- no contemplaba el piso que luego se pretendía incorporar.

A desarmar.
El inmueble, de acuerdo a aquellos planos constaba de una planta baja para utilizar como local comercial, un segundo nivel con depósito -que también ofrecería reparos para ser utilizado de esa manera, no obstante lo cual ya tendría acumulada mercaderías-, y arriba departamentos presumiblemente para ser empleados como viviendas. El otro piso, a medio construir, no figuraba.
¿Qué es lo que viene? Demoler lo que se hizo por fuera de aquellos planos: hay que tirar abajo el encofrado de madera que se puede advertir en la fotografía que acompaña esta nota (armazón que servía para construir la loza del piso de más), y las columnas que lo sostienen. Ese es el compromiso que tomó el comerciante, apurado porque le habiliten la planta baja del edificio.
Habrá que ver si esta vez cumple.

Compartir