En Embajador Martini cayeron 145 milímetros en una hora

INTENSO AGUACERO

La zona norte de La Pampa fue azotada por las intensas lluvias. En Embajador Martini se desbordaron los desagües, las calles perecían ríos y el agua ingresó en varias viviendas. Hay temor en la comunidad porque se anuncian más precipitaciones para los próximos días.
Las copiosas lluvias registradas durante la jornada del viernes en la localidad de Embajador Martini, que sumaron 145 milímetros, dejaron como saldo una gran cantidad de calles anegadas, viviendas inundadas, algo nunca visto por los pobladores, y los caminos vecinales en condiciones desastrosas. Varios martinenses publicaron fotos en las redes sociales para dar a conocer los hechos que, gracias a que no hubo vientos fuertes, no se ocasionaron destrozos de mayor magnitud como en años anteriores.
El desastre provocado por las intensas lluvias comenzó por la mañana, donde hubo un “fuerte chaparrón” y se registraron 35 milímetros. En horas de la tarde, pasadas las 18.30, se vivió la debacle total. Todas las calles se llenaron de agua. Los medidores pluviales registraron más de 110 milímetros en dos horas, produciendo el desborde de los desagües y, por consecuencia, las casas comenzaron a inundarse.
“Entraba agua por las aberturas de las puertas y ventanas, también por los techos. Creo que nunca se vio algo así”, manifestó un vecino y añadió que “todo el mundo estaba secando las casas hoy -por ayer-, y el Servicio Meteorológico pronosticó lluvias para estos días, no se que vamos a hacer. Incluso el agua llegó a la huerta comunitaria”.
En principio, la zona norte del pueblo fue la más perjudicada. Las calles de tierra parecían ríos, y los silos pertenecientes a la Cooperativa Agropecuaria, que se encuentran en cercanías de las vías del ferrocarril, quedaron completamente anegados. Pero esto no sería todo. Personal municipal estuvo trabajando en la localidad y registraron varios pozos en la cinta asfáltica, producto de la erosión ocasionada por el paso de los vehículos y el agua de lluvia.

Auxilios.
Personal policial socorrió a varias personas que se encontraban trabajando en las instalaciones del Colegio Santa Teresita y las derivó a sus viviendas particulares. Afortunadamente no se registró ninguna persona herida.
En las redes sociales una de las empleadas del establecimiento educativo manifestó que “era imposible salir”.
Por otra parte, el cuerpo de bomberos voluntarios local asistió a un conductor que por las condiciones climáticas, sumado el estado de la ruta, perdió el control de su vehículo y terminó en la banquina.

Zona rural.
“El agua de los desagües que desembocan en la laguna Chadilauquen hicieron que se desborde, por consecuencia el agua sobrepasó el alteo que utilizamos para ir del pueblo al campo y viceversa”, manifestó un productor rural local, sorprendido por lo ocurrido.
“Los campos linderos a la laguna también están inundados. En el verano pasado ocurrió que llovió durante varios días, pero hacía mucho tiempo que no vivíamos una situación de este tipo”, señaló.

Suspendido.
Ayer debía jugarse una nueva fecha del Torneo Provincial de Menores en el cual iban a enfrentarse el conjunto local, Martini Foot Ball Club, y Deportivo Mac Allister de Santa Rosa.
La gran cantidad de agua de lluvia inundó el campo de juego del estadio Héctor Winchel, por lo que la decisión del árbitro Corral fue suspender el cotejo ya que las condiciones en las que se encontraba el terreno de juego no eran óptimas.

Compartir